Con el lanzamiento de Wii U, Nintendo quiso dar un golpe sobre la mesa, apostando por una línea de juegos mas hardcore. Para eso, completó un catálogo de salida con todas las franquicias third parties: FIFA 13, NBA 2K13, Call of Duty: Black Ops II, Mass Effect 3,  Darksiders II, y un largo etcétera. No contentos con esto, presentó en el E3 del 2012 un juego exclusivo, de la mano de Ubisoft, sobre su particular visión del mundo post apocalíptico: Zombi U.

Nintendo se volcó con el lanzamiento, quería presentar al mundo su nueva máquina junto con un juego adulto que demostrase su intención de recuperar a ese jugador clásico y olvidado por Wii. Incluso preparó un Bundle que ofrecía la consola y el juego. Todo estaba listo, para ser un éxito rotundo. Pero como una buena película de muertos vivientes, el final no siempre es feliz.

El juego no vendió nada bien, y mucho menos provocó el impacto mediático que se buscaba, como principal valedor del nuevo gamepad. Las críticas vinieron por un apartado gráfico que no cumplió las expectativas y por un juego que en “teoría” esbozaba muy buenas ideas, pero no llegaban a concretarse.

Todo lo comentado anteriormente nos lleva a la pregunta del millón:¿Zombi U merece la pena? Pues sorprendentemente, desde nuestro humilde punto de vista, contestaremos con un rotundo .

Es cierto que el juego gráficamente no sorprende. Pero no sorprende a los poseedores de una Ps3 o una Xbox 360. El público que viene de Wii, lo primero que va a ver es un juego que corre en alta definición, con una calidad gráfica a nivel de las consolas de la 7º generación. Ni más, ni menos.

Los escenarios nos invitan a recorrer numerosas localizaciones de Londres, con un toque victoriano, y su particular neblina. Hay que decir que es un claro recurso que ofrece el juego para crear ambientación, descartando totalmente su uso por alguna deficiencia gráfica. Tendremos que recorrer los recovecos del metro de Londres, apartamentos, mercados e incluso el palacio de Buckingham. Todo con un aspecto lúgubre, poco iluminado que consigue una atmósfera muy correcta, gracias también a unos buenos efectos de luz, sobre todo con la linterna.

Los zombis son los verdaderos protagonistas, y en distancias largas muestran un acabado pobre, con poca credibilidad. Tiene muy limitados los movimientos y a menudo pecan de repetitivos, pero en distancias cortas vemos que está muy lograda la expresividad facial a la hora de atacar.

La acción no lleva a ver una ciudad devastada por una epidemia, que ha convertido a la población en Zombis. Desde el comienzo el objetivo es claro, sobrevivir. Nada más comenzar, nos toparemos con una horda de zombis que nos obligaran a escondernos en el metro. Allí encontraremos un refugio donde estar a salvo. Atrincherados, lo usaremos como base principal y enlace con todos los escenarios del juego. Una misteriosa voz (Prepper) nos hará de guía por la ciudad, indicándonos donde ir para buscar provisiones, armas, o reparar elementos del perímetro del refugio.

Durante nuestro periplo, cada vez que nos muerdan, moriremos, y volveremos al refugio. Siempre que nos maten, apareceremos como otro personaje distinto, del que se nos explica a través de una breve ficha, nuestro nombre y profesión. La idea es original, pero relega a un segundo plano cualquier motivación o historia del personaje. Extrañamente, este hecho unido a que nuestro protagonista, digamos temporal, no habla, consigue crear una situación mucho más inmersiva para el jugador.

La historia es un conjunto de tópicos del género. En las primeras misiones, recuerdan a películas como 28 días después, estaremos un poco desorientados por lo sucedido, e iremos descubriendo un mundo cambiado por la epidemia. En una de estas misiones acabaremos conociendo a un científico que dará un giro en los acontecimientos, volcando la trama en ayudar a este personaje a buscar una cura.

Es un survival horror en toda regla. El ritmo del juego es pausado, obligándonos a explorar con calma el escenario, localizar a los enemigos, y estudiar los pros y los contras de atacarlos. Dispondremos de poca munición en lugares muy oscuros, con pocos enemigos, pero difíciles de batir y hay que administrar bien los recursos, como la luz de la linterna para que no nos juegue malas pasadas. Pero sobre todo hay facilidad para morir. Puede pecar de repetitivo, ya que una vez conocidas las mecánicas, haremos lo mismo durante todo el juego, pero para los amantes del género resulta una experiencia muy gratificante.

Ubisoft, quién sabe si alentado por Nintedo, quiso hacer un juego que demostrase todas las posibilidades de revolucionario mando. Pero como ya pasó en su día con Red Steel el juego no acabó por cumplir lo esperado.

A la hora de jugar tendremos que combinar la TV con el gamepad. La pantalla del mando se convierte en el inventario del personaje, donde tendremos todos los objetos colocados a modo de casillas. Aquí podremos seleccionar las armas que lleva el personaje, la munición, y escoger lo que tenemos que desechar en caso de no poder llevar más cosas encima. La pega es que cada vez que accedamos al inventario, el personaje se agachará para hurgar en su mochila, lo que nos deja totalmente expuestos ante cualquier ataque. En determinadas situaciones puede resultar frustrante, ya que no siempre podremos correr lo suficiente y acabaremos infectados.

El mando tiene también la posibilidad de escanear el escenario, para buscar objetos. Podremos incluso activar un radar para ver si hay enemigos, y sirve como recurso para generar tensión ya que detecta pájaros u otros animales, que de vez en cuando nos dan algún susto.

Nuestro personaje tiene unos movimientos muy básicos que en situaciones peligrosas se resumen en correr y golpear. Y si todo va bien optaremos siempre por este orden. Disparar no es tan efectivo como quisiéramos, ya que el personaje muestra cierta lentitud a la hora de apretar el gatillo. Por lo que acabaremos disparando en distancias largas y dejando el bate de cricket para los encuentros más cercanos.

El combate es muy satisfactorio, pero sobre todo muy tenso y agobiante gracias al hecho de que con cualquier mordisco podemos morir. Por eso, como buen Survival Horror, siempre intentaremos evitarlo.

Para lograr una buena ambientación el juego hace uso de todos los recursos sonoros disponibles. Desde la banda sonora, parece sacada de cualquier película de Hollywood. Los fx, serán muy importantes, ya que en la mayor parte del juego no tendremos música, y sí numerosas situaciones donde sólo escucharemos el gruñido de algún engendro, al que no podemos ver pero sí sentir.

No sabemos muy bien si es por el alivio que supone, pero es muy reconfortante escuchar como golpea el bate las cabezas de los zombis.

También recibiremos a modo de conversación por radio las indicaciones de Prepper, por el altavoz del mando, junto con algún que otro efecto de sonido, que en más de una ocasión nos dará un susto.

 

Con el lanzamiento de Wii U, Nintendo quiso dar un golpe sobre la mesa, apostando por una línea de juegos mas hardcore. Para eso, completó un catálogo de salida con todas las franquicias third parties: FIFA 13, NBA 2K13, Call of Duty: Black Ops II, Mass Effect 3,  Darksiders II, y un largo etcétera. No contentos con esto, presentó en el E3 del 2012 un juego exclusivo, de la mano de Ubisoft, sobre su particular visión del mundo post apocalíptico: Zombi U. Nintendo se volcó con el lanzamiento, quería presentar al mundo su nueva máquina junto con un juego adulto que demostrase su intención de recuperar a ese jugador clásico y olvidado por Wii. Incluso preparó un Bundle que ofrecía la consola y el juego. Todo estaba listo, para ser un éxito rotundo. Pero como una buena película de muertos vivientes, el final no siempre es feliz. El juego no vendió nada bien, y mucho menos provocó el impacto mediático que se buscaba, como principal valedor del nuevo gamepad. Las críticas vinieron por un apartado gráfico que no cumplió las expectativas y por un juego que en “teoría” esbozaba muy buenas ideas, pero no llegaban a concretarse. Todo lo comentado anteriormente nos lleva a la pregunta del millón:¿Zombi U merece la pena? Pues sorprendentemente, desde nuestro humilde punto de vista, contestaremos con un rotundo sí. Es cierto que el juego gráficamente no sorprende. Pero no sorprende a los poseedores de una Ps3 o una Xbox 360. El público que viene de Wii, lo primero que va a ver es un juego que corre en alta definición, con una calidad gráfica a nivel de las consolas de la 7º generación. Ni más, ni menos. Los escenarios nos invitan a recorrer numerosas localizaciones de Londres, con un toque victoriano, y su particular neblina. Hay que decir que es un claro recurso que ofrece el juego para crear ambientación, descartando totalmente su uso por alguna deficiencia gráfica. Tendremos que recorrer los recovecos del metro de Londres, apartamentos, mercados e incluso el palacio de Buckingham. Todo con un aspecto lúgubre, poco iluminado que consigue una atmósfera muy correcta, gracias también a unos buenos efectos de luz, sobre todo con la linterna. Los zombis son los verdaderos protagonistas, y en distancias largas muestran un acabado pobre, con poca credibilidad. Tiene muy limitados los movimientos y a menudo pecan de repetitivos, pero en distancias cortas vemos que está muy lograda la expresividad facial a la hora de atacar. La acción no lleva a ver una ciudad devastada por una epidemia, que ha convertido a la población en Zombis. Desde el comienzo el objetivo es claro, sobrevivir. Nada más comenzar, nos toparemos con una horda de zombis que nos obligaran a escondernos en el metro. Allí encontraremos un refugio donde estar a salvo. Atrincherados, lo usaremos como base principal y enlace con todos los escenarios del juego. Una misteriosa voz (Prepper) nos hará de guía por la ciudad, indicándonos donde ir para buscar provisiones, armas, o reparar elementos del…

Valoración

Jugabilidad - 8
Gráficos - 7
Sonido - 8
Duración - 8

7.8

Aceptable

Zombi U es un juego notable dentro del catálogo de la consola, pero se convierte en imprescindible, por abarcar, como no hace ningún juego en años, el género del survival horror. Es tremendamente divertido jugarlo, aprovecha como ninguno el gamepad, a pesar de los fallos que pueda tener. Y sin entrar en debates de precios, actualmente la relación calidad precio compensa claramente.

User Rating: 4.65 ( 1 votes)
8