Desde que en 1996 se estrenó el primer Tomb Raider, la franquicia ha tenido altos y bajos. Todos recordamos el primer título de la saga como un gran juego, al igual que el cuarto e incluso el Chronicles. Cuando saltó a la PlayStation 2 y probó suerte con el mediocre El Ángel de la Oscuridad, los fans de la saga nos llevamos una increíble decepción que, título tras título, se ha ido repitiendo hasta ahora.

Crystal Dynamics esta vez se lo ha tomado en serio, muy en serio, y ha creado un Tomb Raider acorde con los juegos que se hacen en la actualidad pero con el sello inconfundible de la franquicia de Lara Croft.

La historia de este Tomb Raider sitúa a una joven Lara Croft recién licenciada que, debido a un accidente en barco, ella y parte de la tripulación se ven envueltos en una serie de acontecimientos en una isla de la zona del Pacífico asiático. En la primera escena nos encontraremos con una Lara atada que tendrá que quemar sus vendajes para salir de la prisión en la que se encuentra fruto de una antigua secta que vive en la isla: los solari.

La evolución de Lara como personaje es sorprendentemente rápida: al principio le cuesta cazar y comer lo que caza hasta que en menos de tres horas de juego tendremos a la infalible asesina que todos conocemos armada con un arco como arma principal (y para mí, la mejor de todo el juego), una pistola e incluso un rifle.

Este reinicio de la franquicia le sienta estupendamente a una Lara más realista que nunca: sufrirá, llorará, e incluso tendrá limitaciones de fuerza y de saltos. Para todos los fans que esperábamos más piruetas, nos tendremos que conformar con saltos más realistas, paredes escalables y escenas rápidas donde sí habrá algún que otro salto espectacular. Este nuevo Tomb Raider olvida gran parte de los puzzles típicos de la franquicia y se decanta más por la acción a raudales: no faltará una escena de tiros en cada uno de los niveles. Además, también habrá grandes momentos de espionaje.

En un principio plantear toda la historia en una isla puede parecer monótono y una solución rápida y algo vaga por parte de los desarrolladores para no tener que generar un escenario increíblemente grande; pero nada de eso, la isla tiene lugares increíblemente profundos: un bosque, un muelle de carga, una playa, galeones encalados en la costa, catacumbas, e incluso un poblado japonés por mencionar algunos.

Mucho se especuló sobre este nuevo título sobre si sería un sand-box o si seguiría una línea más tradicional. Realmente Tomb Raider bebe de muchos géneros y tiene a muchos juegos como referentes. No llega a ser un sand box ya que no puedes hacer lo que te dé la gana como en Gran Theft Auto IV o Red Dead Redemption, y sí puede ser algo lineal ya que tienes un camino que seguir en todo momento, pero puedes desviarte para investigar más el entorno (una vez que te pasas el juego tienes todo el escenario para explorar). Además, en el modo fácil recibirás ayuda de forma casi constante para que no te quedes atascado en ningún momento.
Toma grandes ejemplos como la libertad de exploración del Assasin’s Creed, la aventura de Uncharted, secciones de espionaje un poco al modo Metal Gear Solid e incluso escenas de acción típicas de los últimos Resident Evil. Además, hay una clarísima referencia a la serie de Perdidos tanto en la trama como en la forma de contar las cosas.

En definitiva, los chicos de Crystal Dynamics se han puesto las pilas para ofrecer el mejor Tomb Raider de la historia de la saga (con perdón del primero), repleto de acción, exploración y con una historia que engancha.

Gráficos (95): Un avance increíble en la saga. Las escenas de vídeo están perfectamente bien integradas con la acción del juego. Tanto que a veces no te das cuenta donde termina el vídeo y cuándo empieza la parte jugable.

Sonido (90): Una gran banda sonora acompaña el hilo argumental de la historia haciendo que la sensación de estar viendo una gran película aumente gracias al sonido del juego.

Jugabilidad (90): Los movimientos de Lara son más fluidos y realistas que nunca, aún así, necesita mejorar características como la cámara o acercar y alejar la vista. A veces hay que recurrir a la vista del arco para poder afinar detalles del paisaje.

Duración (91): El juego básico da para unas 16 horas de puro entretenimiento. A partir de ahí, lo que queda es seguir explorando la isla.

 

Desde que en 1996 se estrenó el primer Tomb Raider, la franquicia ha tenido altos y bajos. Todos recordamos el primer título de la saga como un gran juego, al igual que el cuarto e incluso el Chronicles. Cuando saltó a la PlayStation 2 y probó suerte con el mediocre El Ángel de la Oscuridad, los fans de la saga nos llevamos una increíble decepción que, título tras título, se ha ido repitiendo hasta ahora. Crystal Dynamics esta vez se lo ha tomado en serio, muy en serio, y ha creado un Tomb Raider acorde con los juegos que se hacen en la actualidad pero con el sello inconfundible de la franquicia de Lara Croft. La historia de este Tomb Raider sitúa a una joven Lara Croft recién licenciada que, debido a un accidente en barco, ella y parte de la tripulación se ven envueltos en una serie de acontecimientos en una isla de la zona del Pacífico asiático. En la primera escena nos encontraremos con una Lara atada que tendrá que quemar sus vendajes para salir de la prisión en la que se encuentra fruto de una antigua secta que vive en la isla: los solari. La evolución de Lara como personaje es sorprendentemente rápida: al principio le cuesta cazar y comer lo que caza hasta que en menos de tres horas de juego tendremos a la infalible asesina que todos conocemos armada con un arco como arma principal (y para mí, la mejor de todo el juego), una pistola e incluso un rifle. Este reinicio de la franquicia le sienta estupendamente a una Lara más realista que nunca: sufrirá, llorará, e incluso tendrá limitaciones de fuerza y de saltos. Para todos los fans que esperábamos más piruetas, nos tendremos que conformar con saltos más realistas, paredes escalables y escenas rápidas donde sí habrá algún que otro salto espectacular. Este nuevo Tomb Raider olvida gran parte de los puzzles típicos de la franquicia y se decanta más por la acción a raudales: no faltará una escena de tiros en cada uno de los niveles. Además, también habrá grandes momentos de espionaje. En un principio plantear toda la historia en una isla puede parecer monótono y una solución rápida y algo vaga por parte de los desarrolladores para no tener que generar un escenario increíblemente grande; pero nada de eso, la isla tiene lugares increíblemente profundos: un bosque, un muelle de carga, una playa, galeones encalados en la costa, catacumbas, e incluso un poblado japonés por mencionar algunos. Mucho se especuló sobre este nuevo título sobre si sería un sand-box o si seguiría una línea más tradicional. Realmente Tomb Raider bebe de muchos géneros y tiene a muchos juegos como referentes. No llega a ser un sand box ya que no puedes hacer lo que te dé la gana como en Gran Theft Auto IV o Red Dead Redemption, y sí puede ser algo lineal ya que tienes un camino que seguir en todo momento, pero puedes desviarte para investigar más el entorno (una vez que te pasas el juego tienes todo el escenario…

Valoración

Jugabilidad - 9
Gráficos - 9.5
Sonido - 9
Duración - 9.1

9.2

Sobresaliente

Un juego imprescindible para todos los fans de la saga de Tomb Raider, y también para los que no lo son pero que disfrutan jugando en los juegos de nueva generación como los Uncharted, Assasin's Creed, Metal Gear Solid o Resident Evil. Se merece todo el éxito que está teniendo.

User Rating: Be the first one !
9