Hace menos de un año que analizamos el reboot de Tomb Raider para PlayStation 3, y lo hacemos esta vez con motivo del nuevo lanzamiento para PlayStation 4.

Tomb Raider nos pone en la piel de una Lara Croft muy joven, recién licenciada en arqueología, que se embarca en el navío Endurance junto con su amiga Sam y Roth, un viejo amigo de su padre. El objetivo de la expedición es encontrar la isla de Yamatai, un lugar cercano a Japón donde hay una oscura leyenda en torno a una antigua reina, Himiko. Sin embargo, y a causa de una terrible tormenta, el Endurance naufraga y llega a una isla donde es capturada por una secta religiosa que realiza sacrificios humanos.

A partir de ahí, Lara tendrá que aprender a sobrevivir en un ambiente hostil, recuperar a los miembros de la tripulación y resolver el misterio de la isla. Armada en un principio con un arco primitivo y flechas, tendrá que hacer frente a todo tipo de criaturas hasta conseguir armas más poderosas.

Durante los primeros minutos del juego controlaremos a una Lara muy débil, que llora, sangra y sufre, sufre muchísimo. Tendrá que cazar para comer, aprender a hacer fuego para no congelarse y a matar para sobrevivir.

La evolución psicológica del personaje es el mayor logro de toda la saga de la heroína por excelencia de los videojuegos. Pasará de ser una joven rodeada de peligros constantes a una superviviente y cazadora con una gran puntería.

Una crítica que se puede hacer en este aspecto es que en menos de un día Lara pasa de pedir perdón por matar a un alce a matar a decenas de personas de las formas más brutales. La evolución en este aspecto es demasiado acelerada pero comprensible para poder acelerar el ritmo de la historia.

 

Respecto a la jugabilidad de Tomb Raider debemos olvidarnos de los anteriores juegos de la saga. A diferencia del primer Tomb Raider, donde cada salto debía ser medido y estudiado para evitar caer por un precipicio, en este nuevo Tomb Raider los saltos, aunque importantes, son sencillos y en la mayoría de los casos el propio juego nos ayudará a alcanzar el saliente o la plataforma para continuar con el juego.

Lo mismo sucede con los puzzles. A diferencia de otros juegos, aquí las tumbas son opcionales y son un puzzle en sí mismas. Solo hay dos puzzles que debemos resolver necesariamente a lo largo de la historia principal y en ambos casos son muy sencillos.

Tomb Raider se ha renovado al más puro estilo Uncharted, con escenarios increíbles, cinemáticas propias de una película de gran presupuesto y enemigos a los que combatir a tiros. Si una cosa nos ha quedado clara es que en Yamatai los enemigos brotan a raudales. Parece increíble que una isla cuya apariencia estaba deshabitada estuviese repleta de personas, poblados e incluso infraestructuras propias de un puerto de carga.

Este relanzamiento de la franquicia de Lara Croft da mucho más peso a la acción que a las plataformas o a los puzzles. Lejos de las interminables palancas y recovecos de anteriores juegos, aquí el objetivo es seguir hacia adelante, limpiar los escenarios de enemigos y continuar para conocer la espectacular historia.

Tomb Raider fue lanzado para PlayStation 3 y Xbox 360 a principios de 2013 con gran éxito de crítica. Sin embargo, Square-Enix no quedó del todo satisfecha a nivel de ventas y por ello, a primeros de este 2014 ha sido lanzada la reedición del juego para la nueva generación. El juego cuenta ahora con un nuevo motor gráfico con texturas mejoradas hasta 15 veces más que la versión anterior, pero donde más se aprecia es en la cara de Lara, que tiene a su vez 5 veces más polígonos y conlleva que el personaje luzca casi real. Otro aspecto que también destaca en este sentido es el pelo de Lara: cada mechón de pelo tendrá movimiento y responderá al viento y los movimientos de la joven arqueóloga con total credibilidad.

 

Los escenarios, por su parte son más espectaculares que antes, con una distancia de dibujado muy superior. Los efectos de luz son asombrosos y hay momentos en los que parece que estamos dentro de una película de aventuras. No obstante, y salvando los aspectos técnicos más superficiales, no hemos encontrado nada en la Definitive Edition que justifiquen que alguien que ya conozca la versión anterior pague, a precio de novedad, por jugar de nuevo al mismo juego.

Respecto al apartado sonoro, Tomb Raider es sobresaliente. Jason Graves, el compositor de la banda sonora del juego, crea una atmósfera de tensión con ritmos tribales pero sin olvidar las clásicas composiciones de los Tomb Raider originales. Si prestamos atención del sonido, también comprobaremos cómo a Lara le aumenta la presión sanguínea en diferentes escenas por los latidos de su corazón. Son detalles como estos los que demuestran el cuidado con que ha sido tratado este aspecto del juego. Por lo demás, esta nueva edición saca provecho del mando de PlayStation 4, ya que lo utiliza como transmisor walkie talkie, que añade un plus de interés a la experiencia de juego.

Por lo demás, la campaña principal de Tomb Raider sigue durando aproximadamente unas 15 horas. Después de finalizar el juego, se nos dará la oportunidad de vagar libremente por Yamatai, visitar de nuevo las áreas de la isla y completar los desafíos, encontrar reliquias o jugar los puzzles de las tumbas escondidas por la isla, lo que puede alargar la vida útil del juego unas cinco o seis horas más.

 

Hace menos de un año que analizamos el reboot de Tomb Raider para PlayStation 3, y lo hacemos esta vez con motivo del nuevo lanzamiento para PlayStation 4. Tomb Raider nos pone en la piel de una Lara Croft muy joven, recién licenciada en arqueología, que se embarca en el navío Endurance junto con su amiga Sam y Roth, un viejo amigo de su padre. El objetivo de la expedición es encontrar la isla de Yamatai, un lugar cercano a Japón donde hay una oscura leyenda en torno a una antigua reina, Himiko. Sin embargo, y a causa de una terrible tormenta, el Endurance naufraga y llega a una isla donde es capturada por una secta religiosa que realiza sacrificios humanos. A partir de ahí, Lara tendrá que aprender a sobrevivir en un ambiente hostil, recuperar a los miembros de la tripulación y resolver el misterio de la isla. Armada en un principio con un arco primitivo y flechas, tendrá que hacer frente a todo tipo de criaturas hasta conseguir armas más poderosas. Durante los primeros minutos del juego controlaremos a una Lara muy débil, que llora, sangra y sufre, sufre muchísimo. Tendrá que cazar para comer, aprender a hacer fuego para no congelarse y a matar para sobrevivir. La evolución psicológica del personaje es el mayor logro de toda la saga de la heroína por excelencia de los videojuegos. Pasará de ser una joven rodeada de peligros constantes a una superviviente y cazadora con una gran puntería. Una crítica que se puede hacer en este aspecto es que en menos de un día Lara pasa de pedir perdón por matar a un alce a matar a decenas de personas de las formas más brutales. La evolución en este aspecto es demasiado acelerada pero comprensible para poder acelerar el ritmo de la historia.   Respecto a la jugabilidad de Tomb Raider debemos olvidarnos de los anteriores juegos de la saga. A diferencia del primer Tomb Raider, donde cada salto debía ser medido y estudiado para evitar caer por un precipicio, en este nuevo Tomb Raider los saltos, aunque importantes, son sencillos y en la mayoría de los casos el propio juego nos ayudará a alcanzar el saliente o la plataforma para continuar con el juego. Lo mismo sucede con los puzzles. A diferencia de otros juegos, aquí las tumbas son opcionales y son un puzzle en sí mismas. Solo hay dos puzzles que debemos resolver necesariamente a lo largo de la historia principal y en ambos casos son muy sencillos.
Tomb Raider se ha renovado al más puro estilo Uncharted, con escenarios increíbles, cinemáticas propias de una película de gran presupuesto y enemigos a los que combatir a tiros. Si una cosa nos ha quedado clara es que en Yamatai los enemigos brotan a raudales. Parece increíble que una isla cuya apariencia estaba deshabitada estuviese repleta de personas, poblados e incluso infraestructuras propias de un puerto de carga. Este relanzamiento de la franquicia de Lara Croft da…

Valoración

Jugabilidad - 9
Gráficos - 9
Sonido - 8.5
Duración - 8

8.6

Muy bueno

Con este lavado de cara de Tomb Raider, Square-Enix nos permite conocer a la Lara Croft más joven y vulnerable de la historia de la saga, una Lara que a medida que pasa el juego se curte en el arte de la caza, la infiltración e incluso de la batalla. Aunque nos hubiera gustado encontrar más contenido que justificara el alto precio, lo cierto es que esta Edición Definitiva aprovecha bien la potencia de la nueva generación, la alta definición y el aumento de la tasa de frames. Por todo ello, Tomb Raider nos ha parecido un juego totalmente recomendable para los amantes de la acción y la aventura.

User Rating: Be the first one !
9