Efectivamente, justo cuando decíamos que el catálogo de PS4 había sufrido un duro golpe en este 2016 con el retraso de GT Sport, va Sony y se descuelga hoy mismo con un comunicado de prensa en el que afirma que The Last Guardian se retrasa al 7 de diciembre, (de momento, cabría añadir). Como siempre, las retóricas vacías e insuficientes se dan cita en un comunicado en el que se habla de una cantidad de bugs que ha llevado a la compañía a retrasarlo, una vez más, para pulir esos detalles y ofrecer a los usuarios un producto de la máxima calidad. Aquí está el comunicado completo:

“El equipo de desarrollo de The Last Guardian se acerca velozmente a alcanzar hitos máximos en la producción y ha tomado la difícil decisión de retrasar The Last Guardian unas pocas semanas. The Last Guardian se lanzará el 6 de diciembre, 2016 (USA, en Europa será un día más tarde).

Fumito Ueda (Diseñador general) y el Estudio de Japón tienen una maravillosa visión para el emotivo e intenso viaje de The Last Guardian de amistad y confianza, y queremos entregar la experiencia más pulida posible a nuestros fans, que nos han apoyado durante tanto tiempo. Un retraso es una difícil decisión, particularmente con este juego, pero nos hemos encontrado más bugs de los que anticipamos mientras estamos en las etapas finales del desarrollo. Para asegurar que The Last Guardians ofrece la experiencia que los creadores han anticipado, necesitamos ese tiempo extra para trabajar en estos problemas.

Nuestro desarrollo continúa para impulsarse a su máxima capacidad y estamos deseando revelar nuevo contenido conforme se acerque el lanzamiento.

Apreciamos vuestro apoyo continuo.”

Hasta aquí la información objetiva. Y ahora, el desahogo necesario, con perdón: estoy cansado ya de todo esto. Estoy cansado de que las compañías nos tomen el pelo una y otra vez anunciando fechas que luego no se cumplen, jugando con la confianza de unos usuarios quemados, que lo único que quieren es que se lance de una puñetera vez un título, como este, que lleva más de una década en el horno y del que, sinceramente, señores de Sony, yo no me creo que a un mes y medio de su lanzamiento se den cuenta ahora de que tiene bugs. Eso es tan falso como la historieta de la gente de Square acerca de que querían evitarles un parche de día 1 a los usuarios. Estoy cansado, harto, hasta las mismísimas narices, de esos rollos idiotas de las visiones de los creadores, eso no es más que una excusa barata, pobre y manida para justificar lo injustificable.

Me permito, como culminación de mi desahogo, traducirles el comunicado de Sony a un lenguaje que todos podemos entender: la simple y llana verdad:

“El equipo de desarrollo de The Last Guardian no se ha acercado ni de lejos a alcanzar hitos máximos en su producción desde hace más de 10 años, por lo que ha tomado la lógica e inevitable decisión de no sacar un juego inacabado durante unas pocas semanas. Hasta el próximo anuncio de retraso, que llegará cierto como el sol cada mañana, The Last Guardian se lanzará el 6 de diciembre, 2016.

Fumito Ueda (tomador de pelo general) y el Estudio de Japón tienen una irrealizable visión para el cada día menos emotivo e intenso viaje de The Last Guardian de engaño y retrasos, y ojalá pudiéramos entregar la experiencia más pulida posible a nuestros inversores, que son los que nos financian cada vez que prometemos que esta vez sí que sale ya el asunto adelante. Un retraso es una decisión inevitable, particularmente con este juego, pero como no conseguimos que el asunto tome forma alguna, y menos ahora que tenemos que hacer versión para PS4 Pro, vamos a contar la milonga de los bugs en las etapas finales del desarrollo (nótese la ironía en esta última parte), para trabajar, como cada año, en estos y otros problemas.

Nuestro desarrollo continúa (y lo que te rondaré, morena), para impulsarse a algo que no sabemos muy bien qué es, y estamos deseando revelar nuevos retrasos conforme se acerque el “lanzamiento”.

Apreciamos vuestra continua estupidez.

the-last-guardian-trico-sleeping-boy