tearaway 3

Hay juegos que cuando los terminas tienes la sensación de haber jugado a algo diferente, algo con personalidad. Eso nos ocurrió con Shadow of the Colossus, Journey y Ni no Kuni y ahora nos vuelve a suceder con Tearaway.

Esta nueva aventura de Media Molecule, el estudio británico responsable de Little Big Planet, ha sido lanzada en exclusiva para PlayStation Vita y exprime cada funcionalidad de la consola de manera muy inteligente. Además, si este estudio demostró que puede dar vida a un muñeco de trapo, Sackboy, dotarle de carisma y convertirlo en un icono de PlayStation 3, ahora quiere volver a repetir dotando de vida a una figurita de papel. Y lo consigue de forma sobresaliente.

El juego comienza cuando un dios y una diosa que son los narradores de la historia cuentan al jugador la historia de un mensaje que debía llegar a un destino, al dios Tú. Ese mensaje cobra vida y se transforma en un mensajero, Iota o una mensajera Atoi, dependiendo de lo que el jugador elija.

tearaway 1

En el mundo de Iota aparece un sol resplandeciente, Tú, con la imagen de la cara del jugador en el centro. El sol guiará a Iota en la ardua tarea de entregar el mensaje. Para ello, deberá recorrer extensas llanuras, montar en cerdo y subir altas montañas.
Pero del sol, es decir, del mundo de los Tus salen unos personajes, los pedacitos, que se cuelan en Valledoblado y atacan a Iota.
El valiente mensajero aprenderá a lo largo del juego habilidades como rodar y saltar que le permitirán combatir contra los malos, los pedacitos, o saltar sobre las plataformas.

Por el camino Iota conocerá a diferentes personajes entrañables como al rey de las ardillas, a simpáticos renos o a un espantapájaros que le pedirán diferentes tareas que serán necesarias cumplir para progresar en el juego.

Tearaway es una aventura en tres dimensiones, con ligeros toques de exploración y de plataformas. Aún con los elementos de exploración el juego es muy lineal. Cuando en el camino existe algún tipo de bifurcación es porque una de las dos rutas lleva a un secreto.

Tearaway 2

El juego está divido en tres actos. En el primero predominan los puzles que nos permitirán dominar las dinámicas del juego, conocer a Iota y a ganar confeti, la moneda del juego, para poder personalizar a nuestro viajero. En el segundo los combates contra los pedacitos son más frecuentes y gracias a que en el primero se aprenden las dos habilidades básicas, rodar y saltar, Iota podrá hacer frente a los enemigos.
El tercero y más profundo, transforma el escenario de Tearaway en un plataformas con pinceladas de Journey, por ese aire profundo, solemne y a veces trágico. El final lo anuncian los personajes despidiéndose de Iota.

Tearaway no solo destaca por su bella historia, que es un guiño para todos los creadores de relatos, sino también en su jugabilidad. Sin duda este título first party de Sony utiliza todas las características de la consola de manera totalmente justificada y siempre al servicio de la historia. Por ejemplo, el dios Tú podrá involucrarse en el juego metiendo los dedos en algunos puntos para ayudar a Iota a resolver puzles. Algunas plataformas recubiertas con una piel especial que recuerdan a un tambor harán saltar a Iota cuando el dios Tú, siempre el jugador, toque el panel táctil trasero de la consola. O también algunos personajes pedirán que el jugador cree una corona. Para ello hay un panel que permite dibujar formas en cartulinas y recortarlas. Después estas formas aparecerán en el juego.

Además de todo eso, la imagen del jugador estará presente en el sol gracias a la cámara frontal de la consola y también en diferentes puntos del escenario.
En un momento del juego, los dioses narradores pedirán al dios Tú que se manifieste como señal de que sigue junto a Iota en su aventura. Para ello, el jugador tendrá que gritar a la consola para que los dioses de Valledoblado le escuchen. El juego conecta a través de su guión el mundo del jugador y el de papel a través de las características táctiles de la consola.

Tearaway nos ha sorprendido a cada paso del camino, ya que justifica el motivo de su aspecto artístico de forma coherente con la historia. El aspecto del juego toma la forma de papel ya que es en este soporte donde se escriben las historias y recordemos que lo primero que nos aparece son los dos dioses narradores. Papel, narradores, historias y libros en un juego para una consola portátil que hace un uso brillante de la pantalla táctil.

La banda sonora del juego está tan cuidada como su dirección artística. Kenny Young, el director de sonido se inspiró en cánticos folk y leyendas para crear la música de Tearaway. En algunos puntos, el jugador podrá manipular también la música.

tearaway-ps-vita-trailerAún con todos estos argumentos que justifican la compra de una PlayStation Vita para jugar a este magnífico título, su escasa duración ha provocado posturas enfrentadas entre los críticos. Muchos argumentan que sus 6 horas de duración son muy pocas para un título que tanto se ha demorado y esperado. Estamos de acuerdo con esta opinión, pero también su duración nos ha permitido disfrutar del juego en una sola tarde, del tirón. Y hemos disfrutado como niños de las aventuras de este simpático mensajero que da incluso la vida para cumplir su función: crear una historia y que sea leída (o jugada).