En los tiempos de la Nintendo 64, Sony asombraba al mundo con su Playstation, arrasando en ventas y presumiendo de catálogo. Sega estaba inmersa en una crisis, buscando explicaciones a los errores cometidos con su Saturn y Nintendo, por extraño que parezca, presumía de potencia bruta. Sin embargo, la insistencia de la compañía de Kioto por usar cartuchos en vez de Cd´s provocó el abandono de las third parties, no tan descarado como en la generación actual, pero si muy notorio.

Ante la falta de apoyo, Nintendo aprovechó el hardware de la consola de 64 bits y, de la mano de Rare, sacaron auténticas joyas que, no obstante, no podían ocultar que el catálogo era muy limitado. La necesidad de ofrecer nuevas experiencias, unida a la facilidad para hacer juegos multijugador de la N64 gracias a sus 4 puertos de mandos, dieron como resultado la creación del primer Smash Bros.

Nintendo entraba en un terreno desconocido para ellos como era el género de la lucha, y la responsabilidad de desarrollarlo recayó en el estudio HAL Laboratory y en el tándem Masahiro Sakurai y Satoru Iwata. Con un presupuesto muy bajo, pensado sólo para su comercialización en Japón, al principio no contenía personajes de Nintendo. Fue Sakurai quién insistió en tener un plantel que fuera un crossover de personajes.

Super-Smash-Brothers-N64-_

En su primera incursión el juego contaba con Mario, Luigi, DK, Link, Samus, C. Falcon, Ness, Yoshi, Kirbi, Fox, Picachu y Jiggly Puff. Un poco limitado en cuanto a cantidad, pero supuso un aunténtico hit ya que por primera vez podríamos controlar y enfrentarnos a nuestros personajes favoritos; eso sí, de una manera distinta al concepto tradicional de lucha, como luego veremos.

Actualmente nos encontramos un panorama similar a aquella época y dada la situación de Wii U, Nintendo se ha visto obligada a sacar toda su artillería para brindarnos un año 2014 espectacular en cuanto a juegos first parties. Y como cierre de fiesta nos brinda, una nueva entrega de Smash Bros, que viene a encumbrar el género de la lucha a lo más alto de las listas.

Para un jugador que desconoce la franquicia tiene que saber que no es un juego al uso, uno contra uno. El formato es de 4 luchadores en pantalla todos contra todos. En vez de ganar el luchador que quede en pie, en este caso ganará el luchador que más daño inflija a sus oponentes durante el tiempo que dure la contienda, pudiendo morir varias veces durante un mismo combate. Una vez finalizado este, se hace un recuento y se elige ganador.

El daño lo vamos produciendo con nuestros golpes y combos, y por cada uno que asestemos, veremos como sube el % de daño del oponente. El objetivo siempre es intentar sacar al contrincante del escenario, ya que nos contaría como un smash y subiría mucho nuestras estadísticas de daños.

super-smash-bros-version-wii-u-gameplay-criticsight

Esto, que puede parecer complicado, es muy intuitivo, y visual en pantalla. En todo momento veremos el % de todos los luchadores. A medida que este aumenta, el rival se debilita y es más fácil lanzarle fuera de la pantalla.

Esta forma de jugar ha creado una división en la comunidad, entre jugadores que no les acaba de convencer la fórmula y otro sector que son verdaderos devotos de la franquicia. Personalmente, creo que el juego requiere, como pueda suceder en cualquier nueva propuesta que probemos, un aprendizaje, y puede que no todo el mundo esté por la labor de invertir ese tiempo.

Es un juego diseñado por y para el multijugador, ya sea en local, en red o con varios amigos. Tal ha sido el empeño de Nintendo en este aspecto que nos permite jugar con todo: mandos de la WiiU, de la Wii, Clásicos, pro controler e incluso usando la 3DS. Sea cual sea nuestra elección, el resultado es perfecto. Si tenéis la posibilidad, junto con el juego salió a la venta un periférico para conectar un mando de Gamecube, considerado por los expertos jugones como el mando ideal.

Entrando en materia, el control también dista de los juegos estándar de lucha. Tendremos un botón de salto, uno de golpes normales, otro de ataques especiales y el stick derecho para hacer smash. Con el stick izquierdo realizaremos los movimientos del personaje, pero olvidaos de hacer medias lunas o combinaciones raras para lanzar ataques.

En Smash Bros se simplifica la manera de jugar en cuanto al manejo del personaje, para realizar los distintos ataques basta con pulsar el botón adecuado y alternar con las direcciones. Se agradece mucho, más aún cuando tenemos que estar atentos a varios jugadores y no sólo al que tengamos en frente.

maxresdefault-1

Para el estreno en la Wii U contamos con más de 50 personajes jugables, más alguno que otro desbloqueable. Todas y cada una de las franquicias están representadas y no se echa de menos a nadie: incluso tenemos algún que otro actor invitado como Megaman, Pac Man o Sonic.

Cada personaje es un mundo, y puede parecer que al ser un juego alocado, a simple vista, carece de profundidad: nada más lejos de la realidad. Ningún personaje se parece a otro (salvo algunos que son los mismos pero con diferente skin) y cada uno tiene sus propias técnicas y ataques especiales. Tendremos que conocer muy bien a nuestro luchador, ver cuanto salta, si sus ataques son fuertes y lentos o rápidos y flojos, si es mejor para atacar a distancia o entrar en melés, etc.

Dominar un personaje puede llevarnos muchas horas y aunque suene a tópico es un juego que tiene una curva de aprendizaje muy ajustada. Al principio no ganaremos muchos combates, pero tampoco quedaremos en todos 4º. A medida que vayamos mejorando nos enfrentaremos a rivales de más nivel, siendo siempre un reto ganar pero sin llegar a desesperar.

super-smash-bros-4-characters-unlock-custom-moves

SMASH, la clave de la jugabilidad

Es la esencia del juego: cuantas más veces lancemos a nuestros rivales fuera del ring más opciones de ganar tendremos. Usando el stick derecho propinaremos un golpe smash que lanzará a nuestro rival por los aires, cuanto más tiempo carguemos el ataque, más lejos lo lanzaremos.

Si nuestro rival sale del escenario, aún tiene la posibilidad de volver al ring usando el salto, todo depende de la fuerza con la que es lanzado y el % de daño que tenga acumulado. Al acercarse al 100% de daño el personaje tiene muchas opciones de recibir un smash definitivo, por lo que tenemos que estar atentos y localizar al rival más débil.

Es lo más divertido del juego. Ver cómo un oponente tiene el daño por las nubes, y el resto corre a buscarle para darle el golpe de gracia. Esto hace que todos los jugadores se junten en una zona del escenario, se agrupen y en más de una ocasión haga que recibamos un buen escarmiento.

2597312-gameplay_smashbros_20140715gs

Un combate épico

Teniendo claras las mecánicas, llega la hora de luchar y es aquí donde encontramos otra de las grandes bazas del juego: podremos elegir entre multitud de opciones, donde casi todo es configurable a nuestro gusto desde el tiempo por combate, al número de luchadores, ventajas etc., y por supuesto los objetos: durante las partidas (salvo que  juguemos online al modo “en serio”) irán apareciendo en el escenario infinidad de objetos hilarantes y muy divertidos, que podremos coger para provocar ataques devastadores, recibir ayudas, armas o ventajas entre otras.

De entre todos los objetos destaca la esfera smash. Para poder utilizarla necesitamos romperla a base de golpes, y cuando aparece provoca una melé a su alrededor. ¿El motivo? Quien consiga quebrarla tendrá un super ataque especial. Cada personaje tiene el suyo propio y puede decantar el combate a nuestro favor.

Si a todo lo anterior añadimos unos escenarios dinámicos, con plataformas que aparecen, se mueven, desaparecen o unos npc´s que son parte del escenario pero que nos atacan, entonces tenemos una cantidad enorme de situaciones en pantalla, que nos distraen de nuestros objetivos, obligándonos a menudo a sobrevivir primero al escenario antes de preocuparnos por nuestros rivales.

2736517-7+8-player+matches12

A qué jugamos hoy

Después de varios meses jugando es cuando comprendemos que el trabajo del equipo de Sakurai es digno de alabar. Podemos literalmente perdernos por los menús descubriendo nuevos modos de juego, con el modo smash, combates personalizables, offline, donde podremos jugar solos o en compañía, mundo smash, una especie de tablero donde avanzamos al vencer en combates, el cajón desastre, con la senda del guerrero, retos, eventos, leyendas del luchador, estadio etc Y claro está el multijugador online, donde tendremos la opción de jugarlo con objetos “por diversión” o “en serio” sin objetos, y grabando nuestros resultados en una pantalla de estadísticas, donde ver todos los combates jugados, los ganados, perdidos, smashs …

El juego nos incita a probarlo todo, ya que en cualquier modalidad cada uno de los combates tiene su recompensa, ya sea en forma de nuevo personaje, monedas para desbloquear extras, canciones, vídeos, tutoriales, repeticiones o trofeos que quedarán a buen recaudo en el Baúl.

Para rematar el trabajo, tenemos un apartado gráfico que cumple con creces. Todo se mueve con mucha fluidez, tendremos acción en segundo plano, zoom y multitud de efectos que encajan perfectamente con unos gráficos muy nítidos y con unos personajes muy detallados, y grandes. Lástima que en combates de más de 2 luchadores en pantalla el zoom no permita apreciarlo.

Todo es muy bonito, artísticamente: los escenarios están sacados de las franquicias y son muy reconocibles, cada uno con su temática pero con diseños individuales. Hay escenarios que se derrumban, otros que nos atacan, otros que cambian, con plataformas… Son un elemento más a tener en cuenta, ya que en muchas ocasiones podremos utilizarlos a nuestro favor.

En el apartado sonoro tenemos otra cantidad abusiva de canciones y melodías de los juegos más reconocibles de Nintendo, todo un lujo para los amantes de las bandas sonoras, con alguna que otra remezcla. No es de extrañar que algún fan de Nintendo, tararee las canciones en pleno combate.

Los efectos sonoros son convincentes, destacando las voces y sonidos de cada personaje. Escuchar el grito de Pikachu antes de lanzar nuestro ataque especial y eliminar a un rival no tiene precio.

maxresdefault

¿Quieres ser mi amiibo?

Nintendo ha aprovechado muy bien la salida del juego para poner a la venta sus cotizados amiibos. Son figuras de los personajes del juego. Con mucho detalle y un tamaño aceptable vienen con su pose de ataque. Gracias a un chip situado en su base, podemos utilizarlos en el juego. Al poner la figura encima del mando de la Wii U, el juego los reconocerá, y nos permitirá con un editor, crearnos un  personaje.

Este personaje aprenderá nuestra forma de luchar, reconocerá nuestros patrones, convirtiéndose en un calco nuestro. Cuantas más palizas reciba, más aprenderá y aumentará de nivel. Una vez entrenado podremos hacer que participe en combates sin necesidad de controlarlo.

Además los amiibos son compatibles con otros juegos como Mario Kart, o Hyrule Warriors. En cada uno nos dan un pequeño extra, como disfraces o armas exclusivas. Todo un objeto de coleccionismo y sin tener un precio abusivo.

En los tiempos de la Nintendo 64, Sony asombraba al mundo con su Playstation, arrasando en ventas y presumiendo de catálogo. Sega estaba inmersa en una crisis, buscando explicaciones a los errores cometidos con su Saturn y Nintendo, por extraño que parezca, presumía de potencia bruta. Sin embargo, la insistencia de la compañía de Kioto por usar cartuchos en vez de Cd´s provocó el abandono de las third parties, no tan descarado como en la generación actual, pero si muy notorio. Ante la falta de apoyo, Nintendo aprovechó el hardware de la consola de 64 bits y, de la mano de Rare, sacaron auténticas joyas que, no obstante, no podían ocultar que el catálogo era muy limitado. La necesidad de ofrecer nuevas experiencias, unida a la facilidad para hacer juegos multijugador de la N64 gracias a sus 4 puertos de mandos, dieron como resultado la creación del primer Smash Bros. Nintendo entraba en un terreno desconocido para ellos como era el género de la lucha, y la responsabilidad de desarrollarlo recayó en el estudio HAL Laboratory y en el tándem Masahiro Sakurai y Satoru Iwata. Con un presupuesto muy bajo, pensado sólo para su comercialización en Japón, al principio no contenía personajes de Nintendo. Fue Sakurai quién insistió en tener un plantel que fuera un crossover de personajes. En su primera incursión el juego contaba con Mario, Luigi, DK, Link, Samus, C. Falcon, Ness, Yoshi, Kirbi, Fox, Picachu y Jiggly Puff. Un poco limitado en cuanto a cantidad, pero supuso un aunténtico hit ya que por primera vez podríamos controlar y enfrentarnos a nuestros personajes favoritos; eso sí, de una manera distinta al concepto tradicional de lucha, como luego veremos. Actualmente nos encontramos un panorama similar a aquella época y dada la situación de Wii U, Nintendo se ha visto obligada a sacar toda su artillería para brindarnos un año 2014 espectacular en cuanto a juegos first parties. Y como cierre de fiesta nos brinda, una nueva entrega de Smash Bros, que viene a encumbrar el género de la lucha a lo más alto de las listas. Para un jugador que desconoce la franquicia tiene que saber que no es un juego al uso, uno contra uno. El formato es de 4 luchadores en pantalla todos contra todos. En vez de ganar el luchador que quede en pie, en este caso ganará el luchador que más daño inflija a sus oponentes durante el tiempo que dure la contienda, pudiendo morir varias veces durante un mismo combate. Una vez finalizado este, se hace un recuento y se elige ganador. El daño lo vamos produciendo con nuestros golpes y combos, y por cada uno que asestemos, veremos como sube el % de daño del oponente. El objetivo siempre es intentar sacar al contrincante del escenario, ya que nos contaría como un smash y subiría mucho nuestras estadísticas de daños. Esto, que puede parecer complicado, es muy intuitivo, y visual en pantalla. En todo momento veremos el % de todos los luchadores. A…
Gráficos - 90%
Sonido - 95%
Jugabilidad - 95%
Duración - 98%

95%

Smash Brosh es sublime en todo. Ningún juego de lucha se acerca ni por asomo a la cantidad de contenido, opciones, personajes, desbloqueables y en general al cariño que desprende. Está diseñado por y para los fans de Nintendo, una enciclopedia jugable que cubre toda la historia de la compañía, con constantes guiños a todas y cada una de las franquicias. Profundo, desafiante y técnico, tiene ofertas para cualquier público. Es verdad que al ser una apuesta tan diferente a los juegos de lucha clásicos, algunos jugadores pueden no encontrar lo que buscan, pero que no os engañe su aspecto nintendero: es un coloso capaz de rivalizar con cualquier referente del género de la lucha. De los pocos aspectos negativos que tiene el juego, cabe reseñar que no incluye el modo “Emisario subespacial”, un intento de modo historia que debutó en la versión Brawl de Wii.

User Rating: Be the first one !
95