Hace pocos días se lanzó a la venta The Division, con una recepción que está siendo tanto en crítica como en ventas mejor de lo esperado. Es cierto que el juego no luce gráficamente ni de lejos a lo que se ofreció en aquellos engañosos primeros tráilers, pero parece ser que a nivel de mecánicas, contenido y diseño de misiones está convenciendo, todo ello con un apartado técnico relativamente sólido para los tiempos que corren.

Mis dudas sobre este juego, que en realidad podrían hacerse extensibles al resto de MMO que hay reinando en la actualidad, tienen que ver más con el concepto en sí, con su propuesta de juego, más allá de detalles técnicos o jugables concretos. A grandes rasgos, la idea de The Division es juntarse con otros dos compañeros y lanzarse a un escenario con el objetivo de matar a otros jugadores, encontrar mejor equipo y subir nuestros personajes de nivel. Es decir, una idea similar a la de Destiny, por ejemplo. Entiendo que ambos juegos ofrecen diferentes niveles de profundidad y de contenido (parece que el de Ubisoft sale con más contenido del que en su momento tuvo el de Bungie, por ejemplo), pero en esencia el objetivo es acabar con todo lo que se mueva.

division-820x420

Entiendo que los videojuegos, desde prácticamente sus inicios, tienen básicamente una serie de premisas: ir de A a B, matar todo lo que se nos pona por delante, explorar un escenario en busca de objetos o vencer a un rival humano o artificial en duelos (y aquí entra desde la lucha al deporte). No hay mucho más, se ponga como se ponga de estupendo o de artístico el personal. Pero después de unos añitos jugando a esto o a aquello, ciertas alternativas me resultan más atractivas que enfrascarme en el Nueva York apocalíptico de tiroteos a granel que plantea The Division. Sencillamente, no me seduce.

Conste que mi reticencia es completamente subjetiva. Tengo referencias muy cercanas de gente que está disfrutando como nunca con las batallas por equipos que plantea el juego, y que en el fondo de lo que se trata es de juntarse con los amigos para pasar un buen rato; ahora es esta experiencia como antes lo fue Battlefront, dentro de unos meses vendrá la siguiente moda, y así sucesivamente. El juego online es la clave (The Division nos exige estar permanentemente conectados, incluso para el modo campaña individual), como parece que esta generación está estableciendo de cara a un futuro a corto/medio plazo, y no se me ocurre de qué forma se puede matizar eso o mejorar en cuanto a profundidad de propuesta, más que nada por la inmensa aceptación que están cosechando este tipo de juegos.

maxresdefault

Las sensaciones que me transmitió la beta del juego es que yo ya había jugado a The Division. Y en el fondo, desde cierto punto de vista es así. Por más que cambien los menús o los tipos de granada, por más que le metan o quiten drones de combate al asunto, eso de llegar a áreas con coberturas y repartir estopa en forma de balas ya lo he hecho en decenas de juegos. Puede que ninguno de ellos sea tan pulido como este en algunos aspectos, porque es cierto que a nivel de mecánicas me pareció sólido y no creo que defraude a nadie en ese sentido, pero sinceramente al cabo de una hora o dos aquello dejó de parecerme lo suficientemente interesante como para seguir dedicándole más tiempo.

Evidentemente, esto no quita para que el juego se merezca todos los parabienes que está recibiendo, y que ahora mismo se estén formando ya comunidades de lo más acérrimo que peleen codo con codo por la supremacía en la quinta avenida. Lo celebro, igual que celebro el éxito de Destiny (por más que su estrategia de difusión de su contenido me parezca franca y abiertamente una estafa), pero me temo que yo a esta ola no me voy a sumar.

division