original.800x500

Si ayer comentábamos los malos resultados que arrojaba Nintendo acerca de este último cuatrimestre, no puede decirse lo mismo de una de sus principales competidoras, Sony. La empresa japonesa acaba de hacer públicos unos resultados financieros que, a pesar de acusan el esfuerzo de desarrollo y publicidad de su gran apuesta para 2013, la Playstation 4, mantiene unas cifras de ventas considerablemente buenas, con la única excepción de PSVita, sobre la que luego volveremos.

Así, mientras la empresa ha tenido que destinar al proyecto PS4 150 millones de dólares, los beneficios por venta de consolas de sobremesa (1.1 millones entre PS3 y PS2, lo que deja a cada una, respectivamente, en 80 y 155 millones de unidades vendidas) así como de juegos (64 millones en total, sumando todas sus plataformas), los beneficios de la empresa alcanzan los 117.9 millones de yenes, que al cambio en euros saldría en torno a 903 millones de euros, prácticamente los mismos resultados que el año pasado, donde hubo beneficios por valor de 118 millones de yenes.

La empresa ha desvelado que espera una mejora en estos resultados de aquí a finales del presente año fiscal (31 de marzo de 2014), principalmente por las ventas de PS4. Lo que Sony no ha podido ocultar, en cualquier caso, es la mala situación de PSVita, de la que no ha dado ventas particulares (solo conjuntas con PSP, por valor de 600.000 unidades). En cualquier caso, las ventas estimadas de la consola están en torno a los 2.2 millones de unidades, muy por debajo de su directa competidora, Nintendo 3DS, que está arrasando literalmente en todos los mercados, especialmente el japonés.

ps-vita-controles-tactiles

 

Por mucho que Sony se empeñe en negarlo, el fracaso que está cosechando PSVita es de proporciones épicas. Ya no es solo que la consola tenga unas cifras de ventas muy bajas, muy por debajo de las expectativas de una compañía que tenía pensado vender en torno a 10 millones de unidades solo en su primer año. Pues bien, la consola cumple estas Navidades dos años en el mercado, con un catálogo donde únicamente Uncharted: Golden Abyss (título de lanzamiento), Persona 4 GoldenGravity Rush y alguna que otra rareza suelta son dignas de mención. El resto, con el infame Call of Duty; declassified  o el decepcionante Assassin’s Creed: Liberation, se ha convertido en un catálogo del montón, lleno de juegos que apenas consiguen captar la ilusión del público. Ni siquiera las versiones capadas en hd como la de Metal Gear, que salió incompleta respecto a las versiones para PS3 o Xbox 360, han logrado levantar las ventas de una consola que ahora mismo solo destaca por los títulos ya citados y los del género de lucha, donde parece que va a especializarse.

Hace falta que Sony tome medidas como las que en su momento adoptó Nintendo con 3DS, que también parecía destinada a un mausoleo y ahora mismo está arrasando gracias a un catálogo lleno de auténticas joyas de coleccionista. Seguramente en Sony han preferido centrar sus esfuerzos en el mercado de sobremesa y, una vez consolidada PS4, quizá desvíen algo de presupuesto a la hermana pequeña de la familia. El problema, quizá, es que para entonces sea ya demasiado tarde, lo que sería una verdadera lástima, porque como portátil Vita es un auténtico portento, tanto a nivel técnico como jugable.

Persona-4-Golden-12