Fuentes de Ubisoft han confirmado que, en contra de lo que se esperaba, la versión para PS4 de Watch Dogs, su próximo bombazo para estas Navidades, no va a correr a 60 fps y, lo que es peor, no han podido garantizar que vaya a estar siquiera en 1080. Esta es una pésima noticia para un juego que nos había dado hasta el momento una impresión inmejorable y del que, sinceramente, esperábamos más a nivel técnico.

Los desarrolladores de Ubi Soft han reconocido que el juego presentaba inconsistencias gráficas a una velocidad mayor y que, pese a todo, están convencidos de que los jugadores no vamos a notar ninguna lacra gráfica o técnica, ya que a 30 fps el juego es sólido. Sin embargo, mientras que en PS4 o Xbox 360 era algo de esperar, esto no es lo que queremos escuchar de juegos de próxima generación. En cualquier caso, seguiremos a la espera.