Cada vez que el proyecto de una nueva consola se avecina, la catarata de rumores se echa encima de los usuarios con cientos de informaciones sin contrastar, especulaciones y toda clase de supuestos datos técnicos que pocas veces llegan a coincidir con la realidad final de los nuevos sistemas. En el caso de NX, el nombre en clave de la nueva consola de Nintendo, que todo apunta a que será anunciada por sus representantes a lo largo de 2016, el caso de desinformación es realmente espectacular. Pero vayamos por partes.

La primera persona en hablar de manera oficial sobre Nintendo fue el fallecido Satoru Iwata. En marzo de 2015, en una conferencia en la que también se anunció el acuerdo al que había llegado la compañía para desarrollar juegos para teléfonos móviles con sus licencias más conocidas, el entonces presidente declaró que NX sería «la prueba de que Nintendo mantiene un fuerte entusiasmo para el negocio dedicado al sistema de juego», ante las dudas de que la empresa fuera a seguir los pasos de otras compañías japonesas que han abandonado el juego tradicional por el de móviles, bastante más lucrativo. «Queremos dejar claro que Nintendo continuará con (el juego tradicional) como el núcleo de nuestro negocio».

En realidad todas las referencias a NX fueron del todo imprecisas, y eran obligadas más por la amenaza de los juegos móviles y las dudas de los inversores que por el deseo de revelar detalles acerca del nuevo proyecto, sobre el que Nintendo ha mantenido un escrupuloso silencio desde entonces, más allá de declarar que se trata de un «nuevo concepto».

Algunas imágenes filtradas en Neogaf dieron algunas pistas sobre cómo podría ser NX, si bien Nintendo se reservó el derecho de hacer declaraciones sobre la filtración. En ellas se puede apreciar un gamepad similar al de Wii U, pero más pequeño, y un esquema conceptual que sugiere la posibilidad de conseguir y compartir trofeos con la comunidad de usuarios, así como la interrelación de diversos dispositivos.

nintendo-nx-patent-scroll-wheel-640x640

Todo esto nos lleva a una de las teorías más extendidas acerca de la nueva consola de Nintendo, según la cual NX va a combinar los, hasta ahora, dos dispositivos emblema de la compañía: el hardware de sobremesa y el portátil. Esta teoría, más allá de que sea cierta o no, se basa en datos bastante sólidos, como el hecho de que en 2013 el propio Iwata unificara las divisiones de hardware en un solo equipo, con la excusa de hacer ports de unos sistemas a otros con mayor facilidad. Iwata declaró entonces que «las consolas domésticas y los dispositivos portátiles no serán completamente diferentes, y se convertirán en algo así como hermanos de una familia de sistemas». Puso como ejemplos a Apple y Android, ambos con ecosistemas de diferentes dispositivos que corren bajo un mismo sistema operativo.

Parece que, al hablar de la posibilidad de crear un dispositivo que fuera capaz de ajustarse a la arquitectura de Wii U, Iwata estaba abriendo la puerta a un futuro donde los conceptos de portátil y sobremesa pudieran coexistir de una manera diferente a como lo entendemos en la actualidad, si bien esto no necesariamente me parece que implique que sean el mismo sistema, o como se ha llegado a decir, una consola de sobremesa con un gamepad que puede emplearse como si fuera una 3DS y jugarse en cualquier parte.

nintendo-achievement-patent-640x640

Lo que sí parece claro, en cualquier caso, es que NX va a incluir de algún modo el juego portátil. Y esto despeja una incógnita que tiene que ver no tanto con Wii U, a quien todo el mundo parece que tiene mucha prisa por enterrar, como con 3DS, que sería la principal afectada por la salida al mercado de un hardware de estas características.

Más datos que parecen contrastados: en octubre de 2015 Nintendo empezó a distribuir kits de desarrollo de software a ciertos desarrolladores. De acuerdo con las fuentes que dieron esta información al Wall Street Journal, las compañías third party podían utilizar dichos kits para crear nuevos juegos y para adaptar títulos ya existentes en Wii U, con la idea de crear una línea de lanzamiento potente para el momento de salida al mercado de la consola.

Dentro de ellas, Square-Enix ha sido una de las pocas que ha anunciado abiertamente que NX recibirá las próximas entregas de Dragon Quest (IX y X). La décima entrega nunca ha sido lanzada fuera de Japón, mientras que Dragon Quest IX está actualmente en desarrollo para ser lanzado en 2016 en PS4 y 3DS, coincidiendo con el 30 aniversario de la saga. Del mismo modo, Andrew Wilson, CEO de Electronic Arts, declaró el 2 de noviembre que la compañía se estaba replanteando su política de colaboraciones con Nintendo a la vista del nuevo hardware que habían recibido.

Sobre otras posibilidades, como la salida de Zelda Wii U para NX como título de lanzamiento, el retorno de cartuchos (basado en la adquisición de una patente de 2015 de Nintendo), o los que apuntan a que NX podría correr en sistema Android, tampoco se sabe nada cierto. Sí sabemos que, en palabras del nuevo presidente de Nintendo, Tatsumi Kimishima, «NX no será la siguiente versión de Wii o de Wii U». En unas declaraciones para la revista TIME, el CEO de Nintendo reconoció que la transición entre Wii y Wii U planteó muchos problemas a la hora de explicar las diferencias entre el antiguo y el nuevo hardware, por lo que la compañía quiere dar un giro más radical al que representó Wii U en su momento, un concepto que resulte más atractivo y fácil de comunicar al consumidor.

Parece poco probable, en cualquier caso, que NX vaya a dar mucha información en los próximos meses, ahora que estamos a punto de terminar el año fiscal y que el E3 comienza a dibujarse ya en el horizonte, aunque quién sabe: es mucha la expectación, son muchas las dudas y muy pocas las certezas sobre este proyecto, más allá de lo que hemos comentado previamente, por lo que a partir de aquí (datos técnicos, concepto central, futuros juegos…) se mantiene todavía en una intencionada nebulosa que Nintendo guarda con celo. El fallido proyecto de Wii U en ventas anima, sin duda, a ser cauteloso, porque la compañía se juega mucho con este nuevo paso.

 

the-legend-of-zelda-wii-u-the-legend-of-zelda-wii-u-the-robin-williams-tribute