Konami ha anunciado en la Gamescom que se está celebrando estos días en Colonia la salida de Metal Gear Survive, prevista para principios del año que viene, para PC, PS4 y XBOX One. Hasta aquí todo bien, y hasta cierto punto ilusionante, pero si entramos en más detalles agarraos que vienen curvas: el juego está ambientado minutos después de la invasión de la Mother Base al final de Ground Zeroes, aquella extraña demo que precedía a Phantom Pain. Justo después de que Big Boss y compañía se den a la fuga en helicóptero, la base entera es absorbida por un inmenso agujero negro y teletransportada a un universo paralelo habitado por unos zombis con muy malas pulgas. Juro que no es una broma. El objetivo del juego es sobrevivir en dicho escenario en equipos online de 4 jugadores, poniéndonos en el papel de soldados de la organización MSF que quedaron vivos tras el ataque.

Me está costando mantener el tipo y la objetividad mientras escribo estas líneas, como podréis comprender. El surrealismo de todo esto raya a una altura difícilmente explicable, y eso es mucho decir para una compañía que ha tenido al señor Hideo Kojima haciendo de las suyas durante más de veinte años con guiones cada vez menos sostenibles. Sin embargo, lo de ahora es sencillamente otro nivel, algo que se escapa no ya a cualquier sentido común, sino al buen gusto. Sea lo que sea este juego, utilice o no el dichoso Fox Engine y ponga en su título Metal Gear o lo que quiera, esto no es más que la versión de Konami de Umbrella Corps, y eso apuntando altísimo.

Francamente, no me podía imaginar que el deseo de aprovechar el tirón de la franquicia pudiera llegar a estos extremos, y en tan poco tiempo. No hace ni un año que se lanzó al mercado Metal Gear Solid V, por lo que apenas habrán transcurrido 18 meses entre la última aventura de Snake y lo que sea que nos quieren vender ahora con este Survive. La respuesta de la comunidad no se ha hecho esperar, como no podía ser de otra forma, y el trailer con el que se ha presentado el juego ya tiene casi tantos dislikes como Call of Duty Infinite Warfare. Y eso también es mucho decir.

Ya para terminar, y de acuerdo con fuentes de Polygon, la propia Konami ha asegurado que el juego incluirá secciones de infiltración y que no costará 60 euros de salida, sino que su precio estará más cercano al de la demo Ground Zeroes, es decir, en torno a los 30 euros. Algo es algo.