La saga Mario Kart se ha convertido, con total justificación, en uno de los baluartes de cualquier consola de Nintendo. Desde su estreno en 1992 con Super Mario Kart para Super Nintendo, las carreras de autos locos de la compañía han tenido su cita obligada, y única, con cada uno de los diferentes sistemas de sobremesa y portátiles de la compañía, y Wii U no podía ser una excepción. Con la coletilla de 8 y una idea, la de los tramos con gravedad cambiada, se presenta esta nueva entrega que tiene en la renovada calidad gráfica y la alta definición su mayor atractivo a primera vista.

Sin embargo, Mario Kart 8 es mucho más que unos gráficos bonitos, que los tiene y que lucen como nunca, como sacados de una película de Pixar en cada una de las muchas y buenas animaciones de unos personajes que parecen cobrar vida ante nuestros ojos. Se acabaron los monigotes poligonales de épocas pasadas: aquí tenemos formas redondeadas, gestos cargados de expresividad y un ramillete de animaciones que nos hacen sentir en la piel de estos personajes tan llenos de carisma y encanto. Donde el juego se gana al usuario es de nuevo con un control a prueba de bombas, unos circuitos plagados de atajos, recovecos y buenas ideas en su diseño y un buen equilibrio de ítems y personajes que devuelve a la saga al lugar que había perdido con la tibia entrega de Nintendo 3DS.

Durante la demo que pudimos probar en el Madrid Games Week, tuvimos la posibilidad de jugar en cinco circuitos y con diez personajes diferentes. Vuelven las motos, vuelven las casas encantadas y las praderas con castillos de princesas, pero esta vez más renovados que nunca gracias a la posibilidad de cambiar radicalmente el estilo de conducción. Los atajos implican cambios de perspectivas sobre la carrera, más y mejores ítems, turnos inesperados y posicionamientos imprevistos. Los ítems son menos controlables que de costumbre, más inesperados, lo que aumenta la tensión y la posibilidad de perder o ganar posiciones, según como nos vaya en la carrera.

La fluidez de las carreras, la insana competencia y los piques con amigos y la máquina están a la orden del día. Mario Kart 8 nos transmite un enorme potencial de diversión, lo cual es una gran noticia al faltar aún varios meses para su lanzamiento. Nintendo aún tiene tiempo de perfilar los detalles y añadirle el contenido necesario para hacer de esta experiencia el mejor juego de la saga aparecido hasta la fecha.

Nintendo ha anunciado modo online, aunque aún faltan meses para conocer cómo se concreta tanto este apartado como todo lo referente al contenido real del juego en personajes y circuitos, así como en modos multijugador. Falta saber si se atreverán por fin a lanzar DLC en este aspecto que pueda darle vida al juego más allá de su periodo de lanzamiento, y muchas sorpresas que seguro se han guardado bajo la manga estos magos japoneses. De lo que no nos cabe duda es de que Wii U necesita este juego como agua de mayo. Qué larga se nos va a hacer la espera hasta marzo.