Una vez que ha pasado la tormenta de datos tras la presentación de Switch, hay un juego y una polémica que destaca por encima de todo lo demás: Zelda. La consola saldrá de inicio con un catálogo que además de la última aventura de Link incluye la colección de minijuegos 1, 2, Switch, (que está recibiendo malas críticas), Skylanders Imaginators, Just Dance 2017 y Super Bomberman R.

Con todos mis respetos, me parece una línea flojísima, tanto por cantidad como por calidad. Hay que remontarse 20 años en el tiempo, a marzo de 1997, para encontrar una consola de Nintendo que saliera con menos títulos: Nintendo 64, que lo hizo con Super Mario 64, Blast Corps, Star Wars: Shadows of the Empire y Pilotwings 64. Y aunque evidentemente también allí el First Party de Nintendo era la estrella, el resto eran todos grandísimos juegos.

Pero volviendo a Switch, esto supone que Zelda: Breath of the Wild será, sin lugar a dudas, compra obligada para todos los usuarios del día 1. Los de Wii U dispondrán, además, de una versión del juego para esta consola, lo que ha disparado los rumores por todo Internet acerca de las diferencias entre ambas versiones.

Aunque en un principio podría parecer lógico que la versión de Switch corriera a 1080p y 60 frames, dejando la de 720p y 30 frames para Wii U, esto no va a ser así, aunque algunas webs lo anunciaran ayer erróneamente. Según fuentes cercanas a Nintendo, la versión de Switch correrá a 900p en el modo de sobremesa (la tele, para entendernos) y a 720p en el modo portátil (la tableta). No se conoce todavía la resolución de Wii U, aunque parece razonable pensar que será de 720p en su modo de sobremesa y 480p en la tableta, ya que es el estándar de la mayoría de juegos del sistema.

screenshot_2-768

Es decir, que a la hora de la verdad y si se confirma lo de Wii U, las diferencias no serían tan significativas desde el punto de vista técnico como se temía, más allá de que lógicamente los cartuchos y la mayor potencia de Switch reduzcan los tiempos de carga, por ejemplo. Así parece confirmarlo el propio Eiji Aonuma, productor de la saga, que afirma que la experiencia de juego en ambas versiones es totalmente idéntica. La versión de Switch tendrá algo más de resolución gráfica y calidad de sonido, sí, pero ambas versiones correrán a la misma tasa de frames (no confirmada aún, aunque yo apostaría por 30), ocupan prácticamente lo mismo en ambos casos (en torno a 13 GB) y comparten sistema de control, lo que las acerca mucho más de lo que había pensado inicialmente.

Esto tiene sentido si se tiene en cuenta que Breath of the Wild fue programado durante prácticamente todo su desarrollo con Wii U en mente, y que fue en el último tramo cuando se decidió lanzarlo de salida también para Switch, como ya ocurrió en su momento con Twilight Princess, programado para Gamecube y lanzado tanto para ella como para Wii en 2006. También entonces sucedió que ambas versiones eran prácticamente iguales pero con la diferencia, y no pequeña, de que el sistema de control cambiaba por completo, siendo tradicional en Gamecube y por control de movimientos en Wii. No será el caso del nuevo Zelda, sobre el que todavía correrán ríos de tinta.

Otro asunto que ya está despejado es que se podrá conseguir en varias ediciones: en algunos mercados, como el americano, estarán la básica (el juego sin más, por 60$), la Special (que incluye el juego, banda sonora, mapa de Hyrule, una moneda Sheikah y una funda para guardar la consola, por 99$) y la Master Edition (que además de todo lo anterior incluye una réplica de la espada maestra clavada sobre un pedestal, por 129$). En España se ha anunciado una edición especial que tendrá el juego, la banda sonora y la espada, a un precio de 94.95 euros).

 

C2BwO2wUUAcIcwg-720x465

En cuanto al merchandising, ya se sabe que el Amiibo de Link Lobo tendrá aplicaciones en el juego, y al margen de ello se han anunciado cinco figuras, que saldrán a la venta el mismo día que el juego: las ya conocidas de Link a caballo, Link arquero y el Guardián, y otras dos nuevas: Zelda y un Bokoblin. Todas ellas tienen un aspecto fabuloso, y creo que Nintendo haría bien en hacer bundles que las incluyeran, como los que ya se han visto para otros juegos en Wii U.

Así las cosas, ya solo queda por conocer algunos detalles técnicos que nos permitan establecer claramente las diferencias entre las dos versiones del juego. En cualquier caso, resulta paradójico que el juego que está llamado a vender la consola esté disponible en otra, por muy minoritaria que resulte dentro del mercado. A fin de cuentas, los verdaderos fans de la compañía seguro que ya poseen una Wii U, por lo que se verán en la tesitura de si merece la pena pagar 50 euros o 500 por jugar al mismo juego, con unas leves mejoras gráficas.

C2CHNU-UsAQCUIY

 

[ACTUALIZADO: Martes 17 de enero]

Nintendo ha facilitado al portal internacional IGN una lista con las diferencias entre ambas versiones, confirmando punto por punto lo que ya nos temíamos, como la tasa compartida de 30 fps o los 720p de la versión de Wii U. Este es el listado completo:

  • Ambas se lanzan el mismo día, 3 de marzo.
  • Ambas tienen el mismo frame rate de 30 fps
  • Ambas versiones del juego tienen el mismo contenido.
  • En la televisión, la versión de Switch corre a 900p, mientras que la versión de Wii U corre a 720p
  • La versión de Switch tiene una calidad de sonido ambiental más elevada. Como resultado, el sonido de los pasos, agua, hierba, etc, es más realista y aumenta la sensación del juego de mundo abierto.
  • La copia física de Wii U requerirá 3GB de memoria disponible en el sistema de Wii U o un dispositivo externo de memoria.
  • Algunos elementos, como los botones en pantalla, difieren en ambas versiones.
  • La Edición Especial y la Edición Maestra no están disponibles en Wii U.