A pesar de que octubre suele quedar en un espacio algo incómodo entre las ferias veraniegas y el acelerón de final de año con los lanzamientos más potentes, lo cierto es que ha habido algunos anuncios y novedades realmente interesantes en este mes que terminamos ya, principalmente protagonizado por el lanzamiento de la nueva consola de Nintendo, el anuncio de Red Dead Redemption 2 para otoño del año que viene y la flamante secuela de Titanfall, que está arrasando en críticas y parece que por motivos más que justificados.

Como era de esperar, la Nintendo Switch se está llevando toda la atención en los últimos días. Su vídeo ha sido el más visto en la historia de la compañía, con más de 15 millones de visitas, mientras que las confirmaciones llegan con cuentagotas (como por ejemplo, que su pantalla es táctil). Lo más frustrante de todo es que, en realidad, hasta 2017 no vamos a tener más anuncios por parte de la compañía ni sobre la consola ni sobre sus juegos, de modo que nos quedamos sin saber las tres dudas más importantes, a saber: duración de la batería del modo portátil del sistema, precio y línea de lanzamiento de juegos para marzo. A esperar toca.

Lo que sí parece evidente, por el revuelo que se ha montado a raíz del anuncio, es que Nintendo, lejos de estar enterrada, sigue dando guerra de la buena cada vez que se remueven los cimientos de la compañía. Debo reconocer que mi nivel de expectación es un poco más alto de lo que esperaba, si bien mentiría si dijera que no me ha decepcionado lo relativamente conservador del concepto, que más allá de trasladarnos a nuevos espacios donde poder jugar con nuestra consola, supone un paso atrás en el concepto jugable respecto de intentos de anteriores consolas, que no por menos torpes en muchos de aquellos aspectos eran menos meritorios en su intento por hacer avanzar una industria demasiado acomodada.

jpg

Respecto al apoyo de las compañías third-parties, el caballo de batalla de Nintendo en los últimos 15 años, me gustaría hacer una precisión: el hecho de que aparezcan todos esos logotipos de grandes compañías en su publicidad no quiere decir nada, absolutamente nada, acerca de que necesariamente eso implique que veremos en Switch los mejores títulos de cada una de ellas. Bethesda ya dejó que Skyrim Special Edition no está aún confirmado, y Square no ha dicho tampoco esta boca es mía acerca de sus grandes títulos para 2017, como no lo ha hecho tampoco Capcom con Street Fighter V, por poner solo un ejemplo, o FromSoftware con su saga Dark Souls. Por ser cautos, creo que tenemos que serlo incluso con el hecho de que por allí aparezcan Sega y Platinum Games, expertos en dejar con chascos a sus acérrimos fans tras aberraciones como las Tortugas Ninja (no, tranquilos, que este tampoco está confirmado).

Un último motivo para la preocupación, como siempre, es el tema técnico, sobre el que no se sabe nada. No sé por qué todo el mundo da por sentado que va a estar por detrás de PS4 y Xbox One, o al menos de sus nuevos rediseños de consolas, Pro y Scorpio. Sea como fuere, por ilusionante que fuera ver imágenes de Skyrim (añadidas en post-producción, como yo me temía), lo cierto es que la prueba de verdad será comprobar que el nuevo Elder Scrolls aparece para Switch o no. De momento, Bioware ya ha dicho que Mass Effect Andromeda no saldrá para la consola de Nintendo, en lo que supone la primera negativa seria. ¿Qué pasará con títulos como Final Fantasy XV, Kingdom Hearts 3, o Red Dead Redemption 2, por poner solo algunos ejemplos de los megatones que se avecinan? ¿Seguirán los usuarios de Nintendo asumiendo que en su consola este tipo de juegos no tienen la menor intención de aparecer? Misterio sublime, al menos de momento.

img_agarcial_20161020-174017_imagenes_lv_terceros_rdr_2-kjnc-u411162692088jeb-992x558lavanguardia-web

Hablando del título de Rockstar, la reacción en Internet ha sido espectacular, como no podía ser de otra manera, y ya están todos los mentideros abarrotados sobre teorías acerca de los personajes, la historia, las nuevas mecánicas y los nuevos escenarios que todos quieren descubrir en esta nueva entrega. Sobre la polémica en torno al título, del que algunos esperaban un cambio en la última palabra, para seguir la lógica de los anteriores juegos, conviene recordar que aunque el primer título fue obra de Rockstar San Diego, es un juego de la era de PS2 que pocos, por no decir muy pocos, llegaron a jugar en su momento. La huella de Red Dead Redemption es sin duda mucho más duradera, como son más avanzados su motor gráfico y concepto de sandbox, del que la secuela bebe absolutamente. Acertado, por tanto, me parece el colocarle un 2 como una catedral detrás del título, en lo que se espera que sea una de las sagas paralelas a GTA más apasionantes de la historia de esta compañía.

3076988-screenshot2016-06-12at10-37-28am

Queda por último el tercer gran invitado de esta recta final del mes, Titanfall 2. Que levante la mano el que diga que la primera entrega estuvo a la altura de las expectativas creadas por Microsoft. Que se atreva a decir que no decepcionó la escasa profundidad y contenido del juego, lo repetitivo de sus modos o la ausencia de un modo campaña que alargase, aunque solo fuera un poco, la vida útil de un juego destinado a empresas mayores. Bueno, pues me alegra confirmar que esta segunda entrega ha demostrado que Respawn ha escuchado las críticas de la primera parte y ha decidido callar bocas a base de esfuerzo, talento y valores seguros. Que aparezca en varias plataformas no es sino un motivo de alegría más para disfrutar de toda la espectacularidad de esta saga, que queda demostrado que tenía mucho más potencial que el que hasta ahora se había aprovechado, y que a sus innegables cualidades ha añadido esta vez toda esta “lima de aristas”, para hacer de él uno de los títulos más recomendables de cara a estas navidades, y me atrevería a decir que bastante por encima de los Call of Duty y Battlefield de turno. Veremos.

Respecto a lo que nos espera en el futuro próximo, está el lanzamiento de PS4 Pro, que sale a la venta el 10 de noviembre para alegría de todo aquel que tenga televisores de resolución 4K, 60 pulgadas y HDR. De la realidad virtual espero que disculpéis que ni haya hecho siquiera una mala mención, pero considero que es una apuesta a largo plazo que ahora mismo solo ha demostrado potencial en algunas (breves) demos técnicas. Seguramente sea muy pronto para evaluar su alcance y posibilidades, y hagan falta más inversión, títulos y parque de ventas como para hacer diagnósticos más acertados. En cualquier caso, después de tanto bombo que llevamos aguantando me parece significativo que sea un título de Dreamcast, Rez Infinite, el que mejor uso esté haciendo de la capacidad técnica del sistema, y rinda de un modo cualitativamente superior a cualquier título aparecido hasta ahora. Hasta en eso fue visionaria esta legendaria consola.

maxresdefault

 

Os dejamos, para terminar esta sección, con el nuevo tráiler que nos ha dejado Square-Enix del cada día más enigmático Final Fantasy XV, titulado Omen, y la noticia publicada por Shuhei Yoshida de que, al fin, The Last Guardian ha entrado en fase gold y se mantiene, de momento, en la fecha de lanzamiento esperada. Crucemos los dedos.

 

(Nuevo tráiler de Final Fantasy XV: solo falta Hideo Kojima en los créditos finales)