Damos comienzo a una nueva sección en la página, con la intención de ofreceros una actualización semanal de las noticias más importantes bajo nuestro particular punto de vista. A partir de hoy, y hasta nuevo aviso, cada viernes os esperamos en la Tribuna del Píxel para comentar la actualidad y debatir lo que haga falta en el foro. ¡No olvidéis dejar vuestros comentarios!

Esta semana parece obligado comenzar por la que ha sido, con diferencia, la noticia más importante de todas: el anuncio del lanzamiento de Batman Arkham Knight. Ya vamos conociendo más detalles sobre el juego, como por ejemplo que el gran enemigo será esta vez el caballero citado en el título, una especie de versión robotizada del propio Batman al que tendrá que hacer frente junto a los clásicos villanos de toda la vida. Eso, unido al anuncio de poder manejar el batmóvil, nos tiene a todos bastante «hypeados» por aquí.

Y lo cierto es que los vídeos que Game Informer va dejando caer muestran el interés de sus creadores por dotar a los jugadores de la experiencia Batman definitiva en videojuegos, tanto por la dimensión del proyecto como por la cantidad de detalle y mimo con que están tratando todos sus aspectos técnicos y jugables. Rcoksteady es garantía de éxito y, sin embargo, no podemos evitar pensar que desde 2011 salimos a juego de la franquicia por año -contando con la versión de Arkham City en 2012 para Wii U-, y que si el anuncio de Origins nos pilló algo por sorpresa, esta vez no ha sido así. Estaba cantado que Rocksteady estaba trabajando en una nueva entrega de la saga para la siguiente generación, pero nosotros hubiéramos apostado por un lanzamiento en 2015, dejando tiempo a la franquicia para respirar. ¿Es, quizá, demasiado pronto, o la gente tiene ganas de ver a Batman en 1080p lo antes posible? El tiempo, y el mercado, lo dirán. Desde luego, al catálogo de Xbox One y Playstation 4 les viene de maravilla contar con la certeza de un título triple A en el horizonte, y en la redacción ya hay gente contando las horas para el 14 de octubre, así que…

image_watch_dogs-22912-2527_0003

La otra gran noticia de la semana ha sido el anuncio de que Watch Dogs verá la luz, al fin, el 27 de mayo. Son varias las cuestiones que nos surgen ante este hecho, especialmente por la extraña cronología del caso. Hay que recordar que el título fue anunciado por primera vez en el E3 2012, convirtiéndose en la gran sorpresa y en el primer anuncio de lo que podría llegar a dar de sí la siguiente generación -nadie en su sano juicio podía creer en serio que aquello corriera en consolas de séptima generación-. Sin embargo, conforme se han ido sabiendo más cosas del juego, tanto en lo visual como en lo narrativo, hemos ido perdiendo la emoción del principio. Cada vez se ve peor -esto es algo más que evidente en el último tráiler, donde se ven imágenes ya vistas con un downgrade gráfico demasiado notorio-, pero es que además toda esa trama de venganzas personales contra grandes corporaciones nos ha dejado bastante fríos. Mentiríamos, por tanto, si dijéramos que esperamos grandes cosas de un título que se ha ido desinflando de manera lenta pero inexorable, y al que el retraso de seis meses le habrá venido fenomenal para algunas cosas, no lo dudamos, pero ha hecho que ahora parezca un título a destiempo. Ojalá nos equivoquemos.

Por último, nos gustaría hacer referencia a la gran polémica de estos días, referente a Lords of Shadow 2. Parece que la prensa internacional ha coincidido en señalar una serie de factores que considera negativos o directamente deleznables, por los que ha castigado duramente al juego a la hora de las valoraciones. España, como siempre, ha tenido de todo en la recepción del título, aunque en general nos ha parecido que se tendía a la «inflación» de notas, algo más llamativo si se tiene en cuenta que muchas de las reviews del juego lo ponían literalmente a caldo para después darle un 7 o un 8, que a nuestro juicio es un notable en toda regla y una nota más que decente, por no decir meritoria.

rat

Lo peor, como siempre, ha llegado de la mano de un Enric Álvarez que, cada vez que habla, hace subir el precio del pan. En una entrevista a Eurogamer, el director de MercurySteam afirma que a la prensa de los videojuegos le falta profesionalidad y que «Hay que ser ciego o idiota para darle un 4/10 a un juego de esta calidad. Con un 4/10 la gente interpreta que es un juego cutre, mal hecho, que se rompe, con unas mecánicas que no funcionan, con unos gráficos espantosos, y si yo fuera analista esto lo sabría, con lo cual no me parece que LOS2 se merezca una puntuación de juego cutre».

Bueno, pues precisamente todo eso es lo que han criticado medios tan «poco» profesionales como IGN, Edge, Game Informer, Kotaku y tantos otros. Han dicho que es un juego cutre, mal hecho, que se rompe, con unas mecánicas que no funcionan y unos gráficos espantosos. Literalmente. Y que convertirse en rata no tiene nada de épico, también. Por todo eso le han dado 4, 5 y 6, porque es así como lo han visto y han justificado en decenas de análisis. Y una actitud profesional por parte de un desarrollador de videojuegos es asumir la crítica como una parte más de su trabajo, por mucho o poco que eso tenga que decir luego acerca de las ventas del juego, que es algo que queda en manos de los jugadores. Lo que sí nos parece llamativo es que esta pataleta no es la primera vez que se produce: ya pasó con el primer LOS y, especialmente, con el vapuleado Mirror of Fate. Entendemos que Álvarez quiera defender su juego, es evidente que está dentro de sus responsabilidades como director de proyecto, pero creemos que un poco más de mesura, elegancia y discreción hubieran ayudado mucho a no encender según qué ambientes, que estamos convencidos venían ya calentitos de anteriores encontronazos.

En cualquier caso, y por lo que nos afecta también a nosotros, nos parece del todo injustificado que se diga que hay juegos que están por encima de sus analistas o que es evidente que desconocen de lo que están hablando, como si para hablar sobre videojuegos uno tuviera que ser necesariamente programador. No nos equivoquemos: cada parte integrante de esta industria hace su trabajo, y si la del creador de videojuegos es hacer el mejor juego que le sea posible, es obligación de la prensa analizar, opinar e informar sobre lo que ve y siente a los mandos de tal o cual juego. Y si resulta que tal o cual juego no nos parece lo suficientemente bueno por la razón que sea, nuestra obligación es decir la verdad. Lo contrario lleva a situaciones tan absurdamente polarizadas como la que ha provocado este juego, del que al margen de notas, críticas y valoraciones, todo el mundo consultado coincide en que está muy por debajo de la primera entrega de la franquicia. De ahí la decepción, y de ahí los resultados.

Lords-of-Shadow-2