mgs5.1364418049-664x374

Tan ocupados estamos haciendo memoria de la generación que termina, que casi no hemos tenido tiempo de emocionarnos con la que se nos viene encima. Es cierto que las voces críticas nunca fallan en momentos como este, donde al inicio de cada generación hay gente esperando revoluciones a cada paso del camino. Nosotros somos conscientes de que momentos como aquel año 1996 o el 2008 para los videojuegos son auténticas excepciones, y que vamos a necesitar tiempo hasta que Wii U, PS4 y Xbox One demuestren todo su verdadero potencial. Sin embargo, por el momento hay tres proyectos que nos tienen muy, muy pendientes de cada noticia relacionada con ellos. Vamos por partes.

007

1.- Watch Dogs. Elegido como mejor juego del E3 2012, donde pegó un auténtico pelotazo ya que se trató de lo único que nadie se esperaba, este juego está considerado como uno de los primeros de octava generación. Sí, es cierto que habrá versiones para Xbox 360 y PS3, pero desde Ubisoft han dejado bien claro que las aventuras del hacker Aiden Pearce en una futurista Chicago alcanzarán en las versiones mayores su verdadera dimensión. De hecho, la demo que causó furor en aquel E3 de 2012 corría sobre un PC de última generación, equivalente en potencia a lo que podrán ofrecer las consolas de octava generación.

¿Por qué promete? El motivo por el que este juego nos pone los dientes largos es por la enorme cantidad de posibilidades que promete, en un mundo abierto donde al margen de las misiones de la historia principal podemos dedicarnos durante horas a vagar por el inmenso escenario, pirateando todo tipo de sistemas informáticos, móviles, cámaras y ordenadores, con tácticas que modifican sustancialmente la experiencia de un juego que puede ser de acción, infiltración o estrategia según las decisiones que tomemos. Además de esto, un reciente vídeo de juego mostraba la excelencia de su sistema multijugador, incorporado a la propia campaña principal, donde otros jugadores podrán piratearnos a nosotros o sabotear nuestras operaciones (en cada partida el jugador se ve a sí mismo como Aiden y al resto como NPC’s normales). Es posible que en el reciente E3 hayan surgido aspirantes a quitarle el trono a este juego en tercera persona, como el también magnífico (en apariencia) The Division, que fue nombrado mejor juego del último E3, pero de momento nosotros tenemos ya candidato para estrenar la next-gen.

titanfall-screen-art

2.- TitanFall. Para muchos, la gran esperanza de la octava generación, un juego que al fin se deja de zarandajas y va directamente a ese grano que últimamente es lo que parece que le interesa al personal: disparos online masivos en primera persona. Con un claro (y más que digno) competidor con ese Destiny que también promete emociones fuertes, el juego de Respawn nos ha encandilado por una ambientación fenomenal, futurista y tecnológicamente avanzada, con unos mechas que son los auténticos protagonistas de una función explosiva, espectacular y que promete no dejar títere con cabeza.

¿Por qué promete? Las partidas multijugador se han desarrollado en esta generación de un modo asombroso, y Titanfall parece ser un cauce natural de evolución en este aspecto, olvidando elementos que lastraban anteriores juegos del género para centrarse en una experiencia donde la comunidad dictará sentencia sobre la calidad de la propuesta. La ventaja de esta decisión, a nuestro juicio bastante inteligente, es que todos los esfuerzos y el presupuesto van a ir destinados a crear mapas, personajes, armas y actualizaciones a porrillo, lo que garantizará una vida larga al juego y ampliará las posibilidades de convertir el modo multijugador en un concepto obsoleto, en el sentido de modo secundario frente a la campaña principal. Además, técnicamente es de lo mejor que ha mostrado la generación naciente hasta la fecha.

final-fantasy-xv-imagen-i319136-i

3.- Final Fantasy XV. Para los jugadores de toda la vida, esta séptima generación ha debido hacerse un tanto extraña. Ha sido la que más entregas de la saga FF ha conocido, pero estas han sido con diferencia las peor valoradas por crítica y público. La única esperanza residía en ese oscuro y misterioso proyecto conocido como FF: Versus XIII, que en principio iba a aparecer en exclusiva para PS3 y que, finalmente, ha sido rebautizado como FFXV y adaptado felizmente como multiplataforma.

¿Por qué promete? Después de los tediosos sistemas de combate por turnos de las entregas clásicas y de los extraños sistemas que combinaban eventos dinámicos con estrategia en pausa de las últimas, FFXV ofrece una dosis de acción de la buena en tercera persona, con una serie de poderes y combinaciones entre personajes que nos dejó con la boca abierta en la demo del pasado E3. La manera en la que el personaje protagonista, Noctis, es capaz de desplazarse por los escenarios con su espada o entrar en conjunción con otros personajes para acabar con sus enemigos es sencillamente espectacular. Al margen de eso, la historia nos tiene realmente intrigados, con una factura técnica en personajes y escenarios que lleva la saga a niveles que no podíamos imaginar, y que deseamos de corazón que devuelvan a la saga el brillo que jamás debió perder.

rime_ps4.0_cinema_640.0

4.- Rime. Este juego, en apariencia pequeño comparado con los triple A del resto de la lista, fue desvelado en el pasado Tokyo Game Show por Sony, como una exclusiva descargable para PS4. Una entrevista con sus desarrolladores, en la sede madrileña de Tequila Works, pone de manifiesto su interés por crear una experiencia que se aleje del clásico mata-mata, más cercana a juegos clásicos y venerados como ICO, Shadow of the Colossus o Wind Waker, tanto por mecánicas de juego como por un estilo visual apasionante. Aún es muy pronto para saber qué podemos esperar del juego, pero lo cierto es que su breve tráiler nos ha contagiado la misma emoción que otros juegos en principio más potentes. Veremos.

original

5.- Metal Gear Solid V. No vamos a engañar a nadie: Metal Gear Solid es una de nuestras sagas de videojuegos favoritas, y cada entrega ha ido elevando el listón a niveles que pensábamos imposibles, con un Guns of the Patriots colosal que parecía haber cerrado todos los cabos sueltos de la trama. No obstante, Kojima y su impagable terrorismo psicológico ha sido el auténtico protagonista, desde  hace más o menos un año, al desvelar en sendos tráilers las dos partes de las que va a constar esta quinta entrega, de nuevo con Big Boss como estrella principal. Tanto Ground Zeroes como The Phantom Pain, que aún no se sabe si vendrán en el mismo juego o se venderán por separado, muestran las intenciones del equipo de Kojima por dotar a su saga más emblemática de la última tecnología (con un Fox Engine que es capaz de auténticas burradas) y, sobre todo, una expansión de las mecánicas a las del sandbox, con misiones opcionales en un mundo abierto cuyos detalles aún están por ser desvelados. De nuevo, y al igual que ocurre con algunos de los juegos de esta lista, el juego está previsto para ser lanzado en versiones de PS3 y Xbox 360, pero tenemos serias dudas de que la calidad final sea comparable a lo que cabe esperar de su versión de octava generación. Que salga ya, por lo que más quieran.