Nadie duda de la magnitud del terremoto que se va a desatar el 18 de diciembre en todo el mundo, con motivo del estreno del Episodio VII de Star Wars. Lo que no tenemos del todo claro todavía es el modo en que va a afectar a la industria del videojuego, que por el momento, y como consecuencia de la venta y posterior desmantelamiento de Lucasarts, sufrió un severo revés que incluyó alguna que otra dolorosa cancelación, como la del prometedor 1313. Sí, es cierto que estas navidades Battleffront 3 llegará para hacernos a todos muy, muy felices en esa galaxia lejana, pero la ambientación y batallas del juego están basadas en la trilogía clásica salvo la Batalla de Jakku, un DLC con dos mapas multijugador que será el primero de los contenidos descargables y nos permitirá saborear en nuestras consolas una pizca del nuevo episodio, El despertar de la fuerza.

A la hora de imaginar posibles adaptaciones centradas únicamente en la película, el referente de anteriores episodios parece claro. La trilogía original tuvo como más ilustre una adaptación en forma de juego de plataformas y acción en 2D, que era lo que se llevaba en los primeros 90 (la trilogía de JVC (1992-1994) para Super NES, una obra de arte y endiabladamente difícil). En el caso de la trilogía de precuelas, hubo múltiples enfoques, desde (lamentables) juegos de acción en 3D, hasta (discutibles) juegos de carreras de vainas o de monigotes a lo Mario Kart, de los que casi mejor no acordarnos.

snes73

El universo de Star Wars es tan rico en detalles y potencial, que cuesta imaginar a día de hoy algo así. No obstante, y siendo realistas, dudamos seriamente de que la franquicia se sume al carro contemporáneo de los sandbox y nos ofrezca viajes espaciales con decenas de misiones secundarias y una principal para hacer a nuestro antojo, así que quizá el enfoque pasillero de acción sea lo más probable, aunque desde luego preferiríamos más bien lo primero.

El modelo adoptado por la trilogía de Mass Effect sería, con una serie de retoques y adaptaciones, el que creemos más apropiado: una historia principal centrada en la trama de la película, con una serie de misiones clave y otras secundarias, y la posibilidad de viajar, combatir y explorar a nuestro antojo. No por casualidad Bioware creó su universo propio precisamente porque no tenía los derechos para hacer una nueva adaptación de Star Wars con aspectos más de acción y menos de rol, como ya había demostrado en Knights of the Old Republic para PC.

KOTOR_052913_1600-1

Como siempre, el problema con este tipo de género es el tiempo. Disney necesita sacar un juego que acompañe al lanzamiento de la película, por lo que los plazos de desarrollo son mucho más breves que los que necesitaría un juego de verdadera calidad, como los que estamos mencionando en la entrada. La experiencia con episodios anteriores, plagados de auténticas mediocridades, hacen temer lo peor en este aspecto. El despertar de la fuerza no saldrá acompañado por ningún videojuego oficial, que se sepa de momento, ni se espera tampoco. Ya hemos mencionado el DLC basado en la película, con ciertas naves o (quién sabe) incluso personajes, en forma de DLC para el esperado Battlefront 3, algo que no suena del todo descabellado y que sin duda sería un buen incentivo para no pocos fans de la saga.

Una de las ventajas del mundo ideado por George Lucas es el modo en que se puede adaptar a todo tipo de géneros: rol, acción, aventura, arcade de disparos… prácticamente todos los géneros contemporáneos podrían pasar por ese filtro sin mayores problemas y con una gran probabilidad de éxito, dado el tirón que la marca sigue teniendo. Sea como fuere, lo cierto es que desde hace ya muchos años echamos de menos un buen juego de acción basado en este universo, por ejemplo, (y no, Force unleashed 2 no nos vale), y han pasado ya la friolera de 12 años de Rogue Squadron 3: Rebel Strike, en el terreno de aquellos simuladores fabulosos de naves iniciados por la saga X-Wing vs Tie Fighter en la década de los 90.

1280x720-kBH

Lo último que sabemos a ciencia cierta es que se está cociendo otro juego de la franquicia, esta vez en manos de Amy Henning y Visceral Games. Henning es una de las creadoras de la saga Uncharted y abandonó Naughty Dog por la puerta de atrás tras la pobre impresión que causó la primera versión de la cuarta parte a los jefes de todo, Bruce Straley y Neil Druckmann. No obstante, la empresa subsidiaria de Electronic Arts ha confiado en ella para liderar este nuevo proyecto, del que no sabe nada más de momento.

En cualquier caso, nosotros creemos que el Episodio VII necesita un juego potente a la altura de la película, más allá de los spin off que están a punto de salir o se estén preparando. También creemos, aunque esto ya es algo más personal, que en realidad toda la saga necesitaría una buena puesta al día que no se limitara únicamente a la recreación de las ya famosas (y algo trilladas) batallas espaciales. Sería una forma excelente de descubrir a generaciones enteras un fascinante universo de la manera en que ahora se viven mejor las aventuras, que no es con palomitas y butaca a oscuras, sino con un buen mando en las manos y una tele a toda potencia.

Hasta que la Fuerza nos acompañe de nuevo con más novedades, os dejamos con el último trailer del que tenemos noticia sobre el Episodio VII. Su director, J. J. Abrams, ha prometido un tercer y último avance en otoño, así que por el momento nos conformaremos con este: