Sony nos presentó esta madrugada lo que será su próximo sistema de sobremesa. El diseño recuerda a la PS2 Slim con el mismo tipo de plástico, y también a la Wii negra. De líneas limpias y con solo dos detalles: la cruz que atraviesa la consola y el romboide visto desde arriba.

Un diseño muy cuidado y minimalista que sin duda hace parecer a la XBox One un triste reproductor de VHS.