Hace pocos días tuvimos conocimiento de que Konami tiene intención de lanzar Metal Gear Solid: Ground Zeroes, el prólogo de la quinta parte de la saga, de forma separada de Metal Gear Solid V: The Phantom Pain, que es el título que recibirá el juego completo. Desde que se anunció en septiembre de 2012 en medio de una enorme expectación, han sido muchas las dudas acerca de cómo iba a gestionar Hideo Kojima estos dos juegos, y solo con cuentagotas hemos ido conociendo datos más precisos.

Vamos primero con ellos: en marzo de 2014 saldrá a la venta Ground Zeroes para PS3 y Xbox 360 al precio de 19,99 euros, mientras que en PS4 y Xbox One será de 29,99 euros. Esta misión está ambientada en Cuba en 1975, nueve años antes de los sucesos de la quinta parte, y tendrá como protagonista a Big Boss, que regresa a las consolas de sobremesa después del magnífico Snake Eater (recordemos que volvió a ser de nuevo cabeza de cartel en Peace Walker, que apareció para PSP en 2010).

La idea de esta estrategia de marketing, que ha durado años y ha tenido varios tráilers, compañías espejo y hasta un diseñador hecho por ordenador, culmina con la decisión de escindir el prólogo del juego, venderlo como contenido separado (de momento no se ha confirmado en edición física, así que debemos suponer que es un DLC). Un pre-dlc, en realidad, ya que en lugar de ampliar la experiencia de juego una vez terminado este, lo hace antes de su salida al mercado. Evidentemente, la expectación que genera esta saga no tiene parangón en el mundo del videojuego, salvo quizá alguna que otra excepción, y muchos usuarios se habrán puesto a contar los días que faltan para ponerle las manos encima a este aperitivo.

En la redacción de El rincón del Píxel no tenemos, sin embargo, tan claro el asunto. Ya hay voces críticas con esta postura del pre-dlc por su alto precio, en especial en consolas de nueva generación, y por el hecho de que Ground Zeroes no deja de ser, en el fondo, una única misión. Imaginamos que habrá considerables diferencias, pero ¿os imagináis haber pagado 30 euros por la «misión virtuosa» de Snake Eater con que se iniciaba el juego? Nosotros, desde luego, no.

1364419153-mgsv-tpp-7

Aún faltan muchos datos por conocer, como el contenido real de la misión, su cantidad de retos y misiones secundarias traducidas en horas de juego, proyección de progresos con la quinta entrega, etc… Pero aun suponiendo que estuviéramos hablando de 4 o 5 horas de juego, como mucho, nos sigue sin parecer justificado el precio. Y si encima esta decisión de Konami sirve para reforzar la política de DLC de las demás compañías, que ya se están despachando a gusto a base de amputar juegos y venderlos por fascículos, menos todavía.

Como jugadores, nos corresponde a nosotros decidir con nuestro apoyo si damos cobertura o no a este tipo de iniciativas. Estamos convencidos de que tarde o temprano terminará saliendo una edición completa de Metal Gear Solid V a un precio razonable, como ha ocurrido en la séptima generación con tantos y tantos casos. La única duda, evidentemente, es cuándo y si tendremos la paciencia suficiente para sobrellevar tanto hype made in Kojima como llevamos encima, que es mucho y lleva camino de ser insoportable.