GT5-Academy1

Desde ayer tenemos la confirmación oficial, tanto por parte de Sony como de la desarrolladora responsable de la franquicia Gran Turismo, Polyphony Digital, de que habrá una sexta entrega de la saga en Navidades de 2013, y que saldrá en exclusiva para Playstation 3

Coincidiendo con el decimoquinto aniversario de la saga, Sony celebró un evento en el espectacular circuito de Silverstone para presentar su nuevo título, que contará con un nuevo motor gráfico, 200 coches premium y 20 nuevos trazados que añadir al contenido de GT5, entre los que se encuentra el propio escenario de la presentación. Según confirmaron fuentes de la empresa, a lo largo de los meses siguientes al lanzamiento del juego se irán añadiendo más vehículos y complementos a través de contenido descargable, como ya ocurrió con la anterior entrega.

A partir de aquí, sin embargo, los hechos se vuelven más confusos y comienzan las conjeturas y las opiniones. Todo el mundo que habló del juego lo hizo, obviamente, en términos de progresos, pasos adelantes y demás tópicos respecto a lo ya visto en la quinta entrega en físicas, texturas y polígonos por coche. Hasta ahí podíamos llegar, claro. Sin embargo, ni las imágenes que acompañan este reportaje como los escasos vídeos que se han filtrado anuncian una revolución en toda regla, sino más bien un refinamiento de lo ya visto. Las opiniones de los que pudieron probar la escasa demo (Polyphony ha anunciado una demo oficial para julio de este año, más completa), coinciden en que sí, se ve mejor, pero que tampoco supone un salto cualitativo tan espectacular como cabría esperar. Además del nuevo contenido y de ciertas funciones para dispositivos móviles, todo el asunto de la GT Academy o el editor de circuitos, en los que tanto se ha insistido, ya estaban en GT5.

Tampoco ayuda demasiado, la verdad, la confusa declaración del principal responsable de la saga, Yamauchi, que en plan oráculo de Delfos afirma lo siguiente: «Gran Turismo 5 ya era un producto de gran calidad, puedo garantizar que Gran Turismo 6 va a ser mejor, pero no se si será extremadamente mejor que GT5 (????). Como hemos explicado en la presentación, en Gran Turismo 6 hemos utilizado una tecnología que por lo general no habría sido posible en PlayStation 3, que habría sido reservada para PlayStation 4». Queda claro, ¿no?

gt6-610x225

En cualquier caso, la estrategia que está siguiendo Sony con este título nos parece llamativa. Por un lado, como usuarios de PS3 celebramos enormemente la salida de un título como GT6, sinónimo de calidad, cantidad y obsesión por el detalle en lo que a conducción se refiere, y creemos que no hay una forma mejor de rematar este 2013 tan asombroso que ha tenido la consola de Sony. Sin embargo, y sin llegar a los extremos de aquellos que sospechan que estamos ante una versión potenciada de GT5, hay algunos aspectos de esta estrategia que no terminamos de entender.

¿Alguien se imagina que el año pasado por estas fechas Nintendo hubiera anunciado que lanzaría un Mario Galaxy 3 para Wii el mismo mes en que se ponía a la venta Wii U? Pues esto es algo similar. Por una parte insistimos en que todos nuestros bolsillos agradecerán poder disfrutar de este juego en nuestras consolas, y que el parque cercano a 80 millones de PS3 en todo el mundo son una poderosa razón para sacarla en esta consola, pero por otro lado nos preguntamos hasta qué punto esto puede resultarle perjudicial a PS4, que se supone que se tiene que abrir un hueco en el mercado con un título de coches del que nadie sabe qué esperar, como es Drive Club. Francamente, nosotros hubiéramos salido con GT6 como título vendeconsolas (no olvidemos que GT5 es el exclusivo de mayor éxito del sistema, con más de 10 millones de copias vendidas).

gt5-screen-1

Por otro lado, está el tema de la posible versión para Playstation 4. En nuestra opinión, Sony no tiene ninguna prisa por sacar una versión porque quizá dentro de uno o dos años sacará una edición especial, al modo de la GT5 Academy Edition, que incluirá todo el contenido dlc que haya ido sacando previamente, más un apartado técnico más pulido y con menos tiempos de carga. No parece descabellado, ya que no come terreno a PS3 en ningún aspecto y permite al equipo de Yamauchi seguir trabajando a destajo en optimizaciones del motor gráfico, mejor rendimiento, etc., que conduzca a un GT7 de octava generación por derecho propio, en lugar de un título a medio camino, que es lo que habría ocurrido con GT6 con un escenario diferente al ahora planteado por sus responsables.

Lo que parece evidente es que Sony está dando un trato preferencial a los usuarios de PS3, a los que premia no solo con decisiones como esta, sino con una política de PSNetwork envidiable, grandísimos lanzamientos en el último tramo de vida y una política que, de haber seguido desde sus inicios, la habrían llevado a coronarse una vez más con el cetro de esta generación que está a punto de terminar. GT6 es una noticia magnífica para todos sus usuarios, y ya solo nos deja con un sueño por cumplir: The Last Guardian. Esperemos que el E3 resuelva nuestras dudas.