Mucho hemos comentado ya acerca del sistema de juego propuesto por Telltale Games desde su primera y exitosa temporada de The Walking Dead. El sistema de aventura con quick-time events, decisiones con tiempo límite y escasa exploración es, exactamente, lo que los jugadores van a encontrar cuando jueguen a la adaptación que de Juego de Tronos han hecho para la ocasión, y que durante todo este año nos ha ido ofreciendo poco a poco los seis episodios de una primera temporada que me ha dejado con un sabor de boca agridulce.

Soy un gran fan de Juego de tronos, tanto de los libros como de la serie de televisión, por lo que agradezco el excelente trabajo de ambientación y doblaje del juego. Es fácil sentirse dentro del universo creado por George R. R. Martin con este título, y buena parte de los diálogos y la tensión de muchos de sus buenos momentos recuerdan de manera fenomenal a lo mejor de ese Poniente que conocemos tan bien. En los capítulos 4-6, que se quedaron fuera del primer análisis que hicimos del juego, hay ocasión para reencontrarse con personajes de la serie, como Jon Nieve, Daeneris Targaryen o Cersei y Tyrion Lannister, por poner solo algunos ejemplos significativos. No son ellos los que más protagonismo tienen dentro del elenco principal, sino más bien Ramsay Bolton y Margaery Tyrell, que al igual que los demás cuentan con excelentes diálogos y un doblaje magnífico, teniendo en cuenta las limitaciones del medio.

El hilo conductor de la trama, llevado por los diferentes miembros de la (convenientemente) numerosa familia Forrester, se va desgranando en una serie de lugares (Desembarco del Rey, el Norte, Ironrath, las tierras del sur más allá del mar, etc.) que tratan de abarcar lo máximo posible de la geografía de la saga. Esto aporta una gran variedad de ambientes y situaciones, lo que unido a la sabia dosificación de las tramas y a los puntos de giro en torno al final de cada episodio consiguen atrapar nuestro interés. Hay escenas de acción bastante bien resueltas, sencillas dentro de su espectacularidad, y algunos momentos de diálogo donde realmente puedes notar la gota de sudor frío corriendo por tu frente por temor a escoger mal.

game-of-thrones-episode-6-the-ice-dragon_1447319760

Todos estos son aspectos realmente positivos, que hacen muy recomendable este juego a todos los fans de la saga. Además, el hecho de poder revivir cada episodio con decisiones distintas otorga una vida mayor que las 12-15 horas que lleva terminar la campaña del primer tirón, lo cual es otro plus a su favor. En suma, tanto los seguidores de esta compañía como los fans de Juego de Tronos tienen aquí una parada obligatoria, porque creo que se puede afirmar, sin temor a equivocarse, que estamos ante la mejor adaptación hecha hasta el momento de la saga.

Sin embargo, esto tampoco es decir tanto como parece. Juego de Tronos ha tenido lamentables conversiones para consola y ordenador, y el trabajo de Telltale Games tiene una serie de inconvenientes que es necesario aclarar, ahora que ha salido la edición física del juego y está disponible, en su versión digital, para jugarse de principio a fin sin las esperas largas que hemos tenido que soportar los seguidores del primer día.

La primera objeción que hay que ponerle a este juego es el engañoso planteamiento que tiene. En principio contamos con varios personajes principales, cada uno con su respectiva trama. La fuerza del juego está en que sus vidas están en permanente peligro, y que pueden llegar a perecer si no tomamos las decisiones adecuadas. El problema viene cuando la muerte del personaje tiene que producirse sí o sí, sin que realmente podamos hacer nada por impedirlo. Es realmente frustrante que el sistema de decisiones, la supuesta libertad, se vayan al traste cuando el guión lo considera oportuno, porque si esto fuera un juego de guión, uno tipo The Last of Us donde las cosas ocurren de forma más o menos lineal y planificada por los desarrolladores, no habría objeciones. Incluso cuando un personaje tiene que morir en episodios muy iniciales, tiene un pase. El problema viene cuando, por ejemplo, (atención, spoiler) llevas cinco episodios trabajando en las tramas de dos personajes muy importantes, y al final de dicho episodio debes decidir a cuál de los dos sacrificas: la sensación de tomadura de pelo es importante.

Game-of-Thrones-The-Ice-Dragon-111115-006

Creo que Telltale Games no ha tenido en cuenta que los personajes no están únicamente justificados cuando tienen una trama propia, pero cuando se juntan podemos matar a todos salvo a uno porque, total, lo que importa es que alguien siga llevando la “antorcha” de la trama. Eso solo revela pobreza de concepción narrativa, porque además resulta que los personajes de este juego están bastante bien desarrollados, no son simples fichas intercambiables que podamos reemplazar alegremente y, sin embargo, el juego se empeña en que como tales las consideremos. Y eso es un problema de primer nivel tratándose de una aventura donde la trama desempeña un papel tan fundamental como en este caso.

El segundo de los problemas tiene que ver con la concepción de temporada de este juego, que deja todo muy abierto y no resuelve nada (salvo que metamos la pata hasta el infinito y se nos muera media familia Forrester antes de los títulos de crédito, claro). Pero de nuevo aquí hay otro problema: como tiene que haber una segunda temporada, no todos pueden morir, de modo que hay determinados personajes que se van a salvar sí o sí, hagamos lo que hagamos. Y esto no tiene ningún sentido. Si la Misión Suicida de Mass Effect 2 es uno de los momentos más impactantes de la historia de los videojuegos es porque TODOS los personajes, Shepard incluido, podían morir al final de dicho desenlace, dejando un vacío impresionante de cara a la tercera parte.

_1608603_670x320

Después de estar todo el año metidos en faena, a mí personalmente me hubiera gustado ver algo más de atadura en un final que, prácticamente en todas las tramas del juego, deja todo por resolver. Eso hace que la tensión narrativa se vaya por el desagüe, porque la climática batalla final queda en el aire, los climáticos duelos quedan en el aire, las climáticas conspiraciones quedan también pendientes del dichoso “continuará” y, en el colmo de los colmos, todo lo relativo a un lugar al que nos pasamos viajando todo el juego queda sin explicación de ninguna clase. Tal cual. Ya sé que los fans me dirán que esa es la esencia de Juego de tronos, que no hay más que ver el final del primer libro o el “desenlace” del quinto para saber que aquí la gracia está en mantener la intriga, pero sigo convencido de que los guionistas de Telltale deberían haber encontrado fórmulas más satisfactorias para, al menos, dejar algo más cerrada historia donde todo termina pasando un poco porque sí, sin esa lógica aplastante, desoladora y cruel, que sí tienen los libros.

Por supuesto, todo esto son valoraciones totalmente subjetivas. Lo que me parece más objetivo, y aquí también encuentro un defecto grave, es que en el fondo toda la historia de los Forrester suena a demasiado secundaria, a muy poco o nada importante dentro del canon de la serie. Entiendo que la relevancia está condicionada al medio, pero sinceramente da un poco de pena ver el magnífico comienzo, con el ambiente “festivo” de la Boda Roja, y ver que el desenlace no tiene apenas repercusiones o referencias a nada de lo conocido en la saga, como si apenas importara. Esto se intenta paliar en unos títulos de crédito algo cuestionables, donde los actores de la serie hacen referencias a los eventos de Ironrath, pero esto solo sirve como demostración de lo poco que realmente importa, ya que nada de esto se dice en el juego de verdad.

Por otra parte, los jugadores más clásicos van a encontrar algo frustrante el no poder explorar realmente este maravilloso mundo. Yo sinceramente creo que Juego de tronos se merece un The Witcher 3 o un Skyrim, para entendernos. Creo que las consolas actuales tienen la potencia suficiente para reflejar con bastante fidelidad un mundo así, y además para recoger los eventos principales de la saga, con los Stark y no con esta especie de plan B alternativo que no dejan de ser los Forrester. Para mí ese es el ideal de adaptación de este juego, uno que combine la posibilidad de explorar (imaginad cómo sería cabalgar por los bosques del Muro o cerca de las murallas de Mereen como hemos hecho en los juegos ya citados), de llenar de diálogos y misiones secundarias todos los ambientes y de traernos de nuevo a Joffrey Baratheon, Tywin Lannister y, por qué no, a Ned Stark y Khal Drogo. Esos son los personajes y las historias que quiero revivir en un videojuego de Juego de tronos, esas son las tramas que me gustaría vivir y querría hacerlo, a ser posible, con un juego que me permitiera jugar de hecho, y no solo en apariencia, que es lo que me ocurre aquí.

 

Game-of-Thrones-A-Telltale-Games-Series-Episode-6-The-Ice-Dragon-Review

Mucho hemos comentado ya acerca del sistema de juego propuesto por Telltale Games desde su primera y exitosa temporada de The Walking Dead. El sistema de aventura con quick-time events, decisiones con tiempo límite y escasa exploración es, exactamente, lo que los jugadores van a encontrar cuando jueguen a la adaptación que de Juego de Tronos han hecho para la ocasión, y que durante todo este año nos ha ido ofreciendo poco a poco los seis episodios de una primera temporada que me ha dejado con un sabor de boca agridulce. Soy un gran fan de Juego de tronos, tanto de los libros como de la serie de televisión, por lo que agradezco el excelente trabajo de ambientación y doblaje del juego. Es fácil sentirse dentro del universo creado por George R. R. Martin con este título, y buena parte de los diálogos y la tensión de muchos de sus buenos momentos recuerdan de manera fenomenal a lo mejor de ese Poniente que conocemos tan bien. En los capítulos 4-6, que se quedaron fuera del primer análisis que hicimos del juego, hay ocasión para reencontrarse con personajes de la serie, como Jon Nieve, Daeneris Targaryen o Cersei y Tyrion Lannister, por poner solo algunos ejemplos significativos. No son ellos los que más protagonismo tienen dentro del elenco principal, sino más bien Ramsay Bolton y Margaery Tyrell, que al igual que los demás cuentan con excelentes diálogos y un doblaje magnífico, teniendo en cuenta las limitaciones del medio. El hilo conductor de la trama, llevado por los diferentes miembros de la (convenientemente) numerosa familia Forrester, se va desgranando en una serie de lugares (Desembarco del Rey, el Norte, Ironrath, las tierras del sur más allá del mar, etc.) que tratan de abarcar lo máximo posible de la geografía de la saga. Esto aporta una gran variedad de ambientes y situaciones, lo que unido a la sabia dosificación de las tramas y a los puntos de giro en torno al final de cada episodio consiguen atrapar nuestro interés. Hay escenas de acción bastante bien resueltas, sencillas dentro de su espectacularidad, y algunos momentos de diálogo donde realmente puedes notar la gota de sudor frío corriendo por tu frente por temor a escoger mal. Todos estos son aspectos realmente positivos, que hacen muy recomendable este juego a todos los fans de la saga. Además, el hecho de poder revivir cada episodio con decisiones distintas otorga una vida mayor que las 12-15 horas que lleva terminar la campaña del primer tirón, lo cual es otro plus a su favor. En suma, tanto los seguidores de esta compañía como los fans de Juego de Tronos tienen aquí una parada obligatoria, porque creo que se puede afirmar, sin temor a equivocarse, que estamos ante la mejor adaptación hecha hasta el momento de la saga. Sin embargo, esto tampoco es decir tanto como parece. Juego de Tronos ha tenido lamentables conversiones para consola y ordenador, y el trabajo de Telltale Games tiene una serie de inconvenientes que es necesario aclarar,…
Gráficos - 65%
Sonido - 85%
Banda Sonora - 86%
Mecánicas / Jugabilidad - 35%
Argumento - 65%
Originalidad - 73%
Duración - 84%

70%

Irregular juego, valorado ya en su conjunto, que ofrece una ambientación y un trabajo de doblaje muy elaborado, así como una premisa de partida y unos personajes realmente conseguidos, pero que tiene todos los problemas clásicos de los juegos de Telltale Games a la hora de conseguir algo que, en nuestra opinión, es esencial en un videojuego: implicar al jugador en una interacción real. Muchas veces queda la sensación de que somos espectadores de la historia que se desarrolla ante nosotros, y que las decisiones no son tan decisivas como se nos quiere hacer creer. A ver si la segunda temporada pule estos aspectos, aunque mucho nos tememos que...

User Rating: 2.73 ( 2 votes)
70