Final Fantasy XIII: Lightning Returns nos sitúa 500 años después del anterior Final Fantasy XIII-2, esta vez en un nuevo mundo que deberá salvar Lightning antes de 13 días. El título supone la entrega final de la trilogía Fabula Nova Crystallis: Final Fantasy que tiene a Lightning como protagonista.

En la demo que hemos probado de PlayStation 3, y que además es la misma que fue presentada en la Gamescom, nos pone de nuevo en la piel de Lightning, esta vez convertida en una salvadora de almas que llega a Novus Partus, un nuevo mundo que está en una fiesta continua para olvidar que tan solo les queda 13 días para ser destruido por el caos.

La primera alma que debe salvar es la de Snow Villiers, el amante de su hermana Serah y patrón de Yusnaan. Este primer episodio que sirve como tutorial nos explica la nueva forma de luchar de Lightning.

A diferencia de los sistemas de batallas de anteriores entregas, aquí el personaje tiene asignados unos comandos a cada botón, por ejemplo, el cuadrado es para defender, el círculo para atacar con la espada, el triángulo para algún tipo de ataque mágico y la equís para otro. Cada combinación de habilidades viene asignado a un traje específico que podemos cambiar en segundos pulsando R1 o L1.

Cada traje tiene unas características propias, así como una barra de energía independiente que se recarga automáticamente. El nivel de vida de Lightning sí es común a los tres y no se autoregenera por lo que debemos tener un especial cuidado con el daño que le hacen.

Sin embargo, uno de los aspectos que nos ha gustado menos de esta demo es que, a pesar de lo que anunciaron sus desarrolladores en su momento, vemos que se repite una de las dinámicas más criticadas de la entrega número XIII: avanzar por un pasillo. Esperemos que esto cambie en el juego final, porque sí es cierto que el modo de encarar y combatir a los enemigos ha cambiado, y para bien. A diferencia de XIII y XIII-2, cuando aquí te encuentras con un enemigo deberás atacar rápido para empezar con ventaja el combate.

Las peleas son en tiempo real y nos permiten una cierta libertad de movimientos por el escenario, lo que unido a nuestros nuevos movimientos hará que tengamos que estar muy atentos a los ataques de nuestros enemigos para cubrirnos. El juego permite, al igual que como sucedía en otros rpg clásicos recientes como Ni no Kuni, poder movernos en círculos alrededor del enemigo, avanzar o girar a un lado o a otro.

Por lo demás, y para hacer mención al fantástico apartado de diseño, los escenarios del juego nos han resultado espectaculares, con unos edificios de toque medieval y gótico en su arquitectura y con unos diseños de personajes, como no podía ser menos viniendo de Square-Enix, magistrales.

En cualquier caso, esperamos que todas nuestras expectativas se cumplan el día 14 de febrero, fecha de lanzamiento oficial de este cierre de trilogía que, esperamos, ayude a mitigar el aluvión de críticas que ha hecho de esta saga un pálido reflejo de lo que supuso en su momento para sistemas como Playstation 1 y 2.

Disponible para PlayStation 3 y Xbox 360.