Shigeru Miyamoto ha relatado en varias entrevistas que la idea que le sugirió la creación de la saga Zelda fue una serie de experiencias que había tenido como niño, en aquella infancia seguramente mitificada que pasó en los bosques de Sonobe. Cuenta el genio que le fascinaba la idea de entrar en las cuevas que jalonan esta región rural situada al norte de Kyoto, de explorar aquellos secretos, misterios y tesoros que podrían ocultar.

Con esa base en mente, el ingeniero de ideas de Nintendo puso en 1985 a todo su equipo a trabajar en un juego revolucionario que introdujo algunas novedades que modificaron el panorama de los videojuegos para siempre. De todas ellas, quizá la más significativa fuera la inclusión de una pila de memoria para guardar la partida, dada la extensión de un título que era imposible pasarse en una tarde, como ocurría por aquel entonces con la mayor parte de videojuegos.

The legend of Zelda, lanzado finalmente en 1986, supuso mucho más que eso, por supuesto. Fue el inicio de una de las franquicias más importantes de la historia del sector, una saga compuesta por 17 juegos (8 títulos de sobremesa y 9 de portátiles, al margen de posteriores remasterizaciones y, por supuesto, sin contar con los nefastos títulos lanzados para CDI a principios de los 90) que tienen en común una serie de aspectos básicos: el género de la aventura de acción y exploración en tercera persona, un héroe de referencia, una princesa en apuros y un malvado emblemático que siempre tiene una reencarnación bajo la manga para la próxima vez. Y gallinas.

El rincón del Pixel se ha propuesto analizar en 2016 todos y cada uno de los títulos de la saga, para completar una colección donde ya podéis encontrar joyas como Ocarina of Time 3DS, Wind Waker HD, Majora’s Mask 3DS, A Link Between Worlds y Twilight Princess HD. Cada mes, además del título correspondiente, encontraréis un reportaje dividido en entregas que analizará diferentes aspectos de la saga, como la mitología, las bandas sonoras, el diseño de las mazmorras o los jefes finales, etc.

A la espera de la próxima entrega, os dejamos con la planificación para el resto del año, en la confianza de poder darle a esta saga el homenaje que sin duda merece:

Febrero: Análisis de Hyrule Warriors (2014)

Marzo: Análisis de Twilight Princess HD (2006/2016)

Abril: Prólogo al 30 aniversario de la saga

Mayo: Parte 1: Diseñando mundos de ensueño / Análisis de The Legend of Zelda (1986)

Junio: Parte 2: La mitología y el canon en Zelda / Análisis de The Legend of Zelda II: The Adventure of Link (1987)

Julio: Parte 3: Las innovaciones de la saga / Análisis de A Link to the Past (1991) y Link’s Awakening (1993)

Agosto: Parte 4: La narrativa en Zelda / Análisis de Ocarina of Time (1998) y Majora’s Mask (2000)

Septiembre: Parte 5: La partitura de los dioses / Análisis de Wind Waker (2002) y Minish Cap (2004)

Octubre: Parte 6: Trasladando Zelda al universo portátil / Análisis de Phantom Hourlgass (2007) y Spirit Tracks (2009)

Noviembre: Parte 7: Dragones y Mazmorras / Análisis de Skyward Sword (2011)

Diciembre: Epílogo: Los horizontes de la saga / Análisis de Breath of the Wild (2016)

(Nota: Dado el retraso que sufrió Breath of the Wild, se nos trastocaron todos y cada uno de los calendarios y no pocos ánimos. El programa sigue en pie, pero modificado del plan inicial, de modo que seguiremos publicando todo lo prometido, pero en fechas distintas a las que aquí figuran).

zeldaq