Sony acaba de dar otra mala noticia a sus usuarios, que se suma al varapalo de Ubisoft y el sorprendente retraso de Watch Dogs con que amanecimos hace unos días: DriveClub, el juego que estaba destinado a partirse la cara con Forza Motorsport 5, no estará disponible de inicio con la consola y se va a 2014. En un escueto comunicado en su blog oficial, la compañía japonesa ha recurrido a los mismos topicazos de las difíciles decisiones para ofrecer la máxima calidad a los usuarios, emplazándonos para el final de año fiscal. Es decir, exactamente igual que UbiSoft.

Se mire por donde se mire, la noticia no invita al optimismo: este juego iba a estrenar el sistema de Playstation Plus con la consola, de manera que todos los usuarios lo tendrían de inicio con el sistema, aunque fuera en una versión capada. Por otro lado, era uno de los pocos exclusivos de relumbrón del sistema junto con Killzone Shadowfall, sobre el que por suerte todavía no se ha dicho nada.

El anuncio, justo antes del lanzamiento del sistema en Europa y EEUU, es un auténtico golpe bajo a la moral del usuario. Ya no es solo porque DriveClub y su propuesta social nos parecieran de lo más atractivo, sino porque nos hace sospechar que Sony quiere guardar algunas cartas de cara al lanzamiento en Japón, casualmente a finales del presente año fiscal. En cualquier caso, esperamos de corazón que no se sigan produciendo noticias de este tipo por el propio bien del sistema, ya que cada nueva noticia da nuevos argumentos a los usuarios para pasarse al otro lado del río.