Child of Light es el cuento de una niña, Aurora, heredera al trono de Austria que muere en su reino pero despierta en Lemuria, una tierra a la que le han robado el Sol, la Luna y las estrellas. La historia narra el viaje de Aurora por Lemuria combatiendo contra los seres que han infestado las tierras del reino. Y el encuentro con diferentes seres que están dispuestos a luchar junto con Aurora, la niña de la luz, dispuesta a devolver la paz a ese lugar.

Un pequeño equipo de Ubisoft Montreal cogió las riendas de UbiArt Framework. Este es el motor gráfico que desarrollaron para Rayman Origins y Legends y que da la sensación de que los gráficos están pintados. El equipo que desarrolló este juego venían de hacer Far Cry 3, una gran franquicia de Ubisoft.
El director, Patrick Plourde, fan de los JRPG más clásicos, quiso revivir este género a través de un juego descargable con una alta producción técnica.

Este equipo tomó referencias del excelente Limbo, Final Fantasy o artes gráficas como Studio Ghibli o el artista Yoshitaka Amano (una ilustración de este autor se incluye en la edición especial de Child of Light). Ubisoft se atrevió a dar luz verde a uno de los proyectos con más personalidad y estilo que ha salido del estudio en los últimos años.

Vuelve a los orígenes de los RPG

Child of Light funciona como los JRPG más clásicos: se basa en el combate por turnos y en una barra de tiempo que establece el orden de los ataques. Cada personaje tiene unas habilidades especiales, algunos se concentran en la magia y otros en los ataques físicos. Estas habilidades se pueden ir mejorando a medida que se combate y se sube de nivel.

Además, el juego introduce un elemento en el combate por turnos que actúa en tiempo real: el Ignículus. Este es un personaje que acompaña a Aurora durante toda su aventura, la pequeña llama de luz tiene la capacidad de moverse libremente por el espacio mientras se combate. Cuando se pausa sobre uno de los enemigos relentiza sus ataques haciendo que la línea de tiempo progrese más lentamente; cuando se posa sobre sus aliados aumenta su nivel de vida. Cada una de estas interacciones consume energía lumínica a ese Ignículus, pero que podremos rellenar utilizando diferentes fuentes energéticas durante el combate.

Este juego no está pensado para la exploración, a diferencia de otros JRPG. Busca que Aurora avance en la historia, suba de nivel y pueda combatir contra monstruos cada vez más grandes hasta el apoteósico combate final contra la ladrona del Sol, la Luna y las estrellas.
De este modo la progresión de los personajes es bastante rápida y en apenas 10 horas de juego Aurora habrá conseguido superar el nivel 40, cifra muy simbólica en los JRPG que suele llevar muchas más horas alcanzar.

Child of Light es un JRPG que podrán disfrutar jugadores casual

Los escenarios son bidimensionales y no dejan mucho lugar para la exploración. Además, en una fase muy temprana del juego Aurora aprende la capacidad de volar por lo que se podrá desplazar por el escenario de una forma más liviana ayudando al jugador a recorrer las distancias y a cumplir tareas secundarias que facilitarán la progresión del personaje.

El juego dura en total 12 horas aproximadamente. Durante ese tiempo viajas con Aurora por el mundo de Lemuria combatiendo con toda clase de bestias. La forma de combate puede llegar a hacerse repetitiva y rara vez hay contrincantes que supongan un gran reto al jugador. Teniendo en cuenta que se trata de un juego descargable, 12 horas de juego parecen suficientes para dar lo que el juego tiene que ofrecer.

Un mundo de acuarela

Child-of-Light-2

Vivimos una oleada de juegos descargables con una estética 8-bits. Child of Light rompe esa tendencia ayudándose del potente motor UbiArt Framework, en un principio desarrollado para el reboot de la franquicia de Rayman y que ofrece a los artistas la posibilidad de plasmar directamente lo que muestran sus pinceles en pantalla. De este modo Child of Light utiliza la acuarela como técnica para mostrar su historia y la poesía para contarla.
Todos los escenarios y personajes están creados con acuarelas dando una sensación de libro de cuentos antiguo.

Ubisoft ha conseguido crear un juego con un apartado artístico fresco, innovador y único. Consigue transmitir una atmósfera de nostalgia y reflexión creando un juego que engancha al jugador, no por su historia sencilla, por sus gráficos de acuarela o por su música de piano, sino por el conjunto que hace que funcione tan bien.

Parece que uno de los aspectos que más llaman la atención de este juego son los gráficos, pero también debemos reseñar la banda sonora. Como dijimos en el párrafo anterior, es el conjunto de gráficos y música lo que hace que el apartado artístico se sostenga de ese modo.

La banda sonora instrumental cuenta también con coros y un tema principal tocado con flauta que hace que sea memorable.

 

Child of Light es el cuento de una niña, Aurora, heredera al trono de Austria que muere en su reino pero despierta en Lemuria, una tierra a la que le han robado el Sol, la Luna y las estrellas. La historia narra el viaje de Aurora por Lemuria combatiendo contra los seres que han infestado las tierras del reino. Y el encuentro con diferentes seres que están dispuestos a luchar junto con Aurora, la niña de la luz, dispuesta a devolver la paz a ese lugar. Un pequeño equipo de Ubisoft Montreal cogió las riendas de UbiArt Framework. Este es el motor gráfico que desarrollaron para Rayman Origins y Legends y que da la sensación de que los gráficos están pintados. El equipo que desarrolló este juego venían de hacer Far Cry 3, una gran franquicia de Ubisoft. El director, Patrick Plourde, fan de los JRPG más clásicos, quiso revivir este género a través de un juego descargable con una alta producción técnica. Este equipo tomó referencias del excelente Limbo, Final Fantasy o artes gráficas como Studio Ghibli o el artista Yoshitaka Amano (una ilustración de este autor se incluye en la edición especial de Child of Light). Ubisoft se atrevió a dar luz verde a uno de los proyectos con más personalidad y estilo que ha salido del estudio en los últimos años. Vuelve a los orígenes de los RPG Child of Light funciona como los JRPG más clásicos: se basa en el combate por turnos y en una barra de tiempo que establece el orden de los ataques. Cada personaje tiene unas habilidades especiales, algunos se concentran en la magia y otros en los ataques físicos. Estas habilidades se pueden ir mejorando a medida que se combate y se sube de nivel. Además, el juego introduce un elemento en el combate por turnos que actúa en tiempo real: el Ignículus. Este es un personaje que acompaña a Aurora durante toda su aventura, la pequeña llama de luz tiene la capacidad de moverse libremente por el espacio mientras se combate. Cuando se pausa sobre uno de los enemigos relentiza sus ataques haciendo que la línea de tiempo progrese más lentamente; cuando se posa sobre sus aliados aumenta su nivel de vida. Cada una de estas interacciones consume energía lumínica a ese Ignículus, pero que podremos rellenar utilizando diferentes fuentes energéticas durante el combate. Este juego no está pensado para la exploración, a diferencia de otros JRPG. Busca que Aurora avance en la historia, suba de nivel y pueda combatir contra monstruos cada vez más grandes hasta el apoteósico combate final contra la ladrona del Sol, la Luna y las estrellas. De este modo la progresión de los personajes es bastante rápida y en apenas 10 horas de juego Aurora habrá conseguido superar el nivel 40, cifra muy simbólica en los JRPG que suele llevar muchas más horas alcanzar. Child of Light es un JRPG que podrán disfrutar jugadores casual Los escenarios son bidimensionales y no dejan mucho lugar para…

Valoración

Jugabilidad - 8
Gráficos - 9
Banda Sonora - 9
Duración - 6

8

Destacable

Child of Light es un buen RPG que dura unas 15 horas. Sus valores de producción son muy altos y hace que el juego sobresalga de la media de los títulos descargables. Una buena compra si se desea introducirse en el mundo del rol por turnos.

User Rating: Be the first one !
8