Hasta 2009, El personaje de Batman tuvo una suerte realmente dispar en el mundo de los videojuegos, con solo algún que otro título digno de mención. Aquel año vio el nacimiento de la gloriosa saga Arkham con la primera entrega, Asylum, que cambió literalmente las reglas del juego en lo que a adaptaciones del hombre murciélago se refiere: combates apasionantes, una trama fiel a más no poder al espíritu de los cómics, un respeto reverencial y enfermizo por los detalles… Por ello, que tras la obra maestra que fue Arkham City y la, quizá, menos inspirada última entrega de la trilogía, Arkham Knight, se anunciara que la franquicia pasaba a manos de Telltale para una de sus aventuras nos dejó, cuando menos, sorprendidos.

En principio, parece que el estilo inconfundible de Telltale para sus aventuras gráficas con toma de decisiones podría adaptarse a un universo donde la exploración detectivesca suele dejarse bastante más de lado que la acción pura y dura. Asimismo, toda la trama de relaciones de personajes podría dar nuevos giros con el sistema conversacional que tan buenos resultados ha dado hasta ahora en títulos clásicos de la compañía, como The Walking Dead o Game of Thrones… y sin embargo, mucho me temo que en este caso no ha sido así. Al menos por lo que dejan ver los tres primeros episodios (de un total de cinco, con dos todavía por publicarse), este Batman es un pájaro de corto alcance.

batman

La trama nos pone en la piel de un Bruce Wayne alternativo (todo en esta particular revisión del universo de Batman lo es, en cierto modo), que lucha por entender el legado de su familia, comprender los motivos de su muerte y arreglárselas para seguir ejerciendo de caballero oscuro en sus ratos libres. Como es habitual en los juegos del modelo Telltale, hay un poco de todo: quick-time events para las escenas de acción, decisiones con temporizador para ir configurando el carácter de nuestro protagonista (en una escala de tres grados entre arrogante, aguerrido y precavido), y sobre todo, muchas, muchas cinemáticas que hacen avanzar una trama convulsa, atropellada y llena de decisiones bastante cuestionables sobre las que luego volveré.

Centrándonos en el apartado jugable, no creo que a estas alturas del partido sorprendamos a nadie diciendo que los que conozcan el estilo Telltale van a encontrar exactamente lo que cabía esperar de ellos. Para bien o para mal, Batman: The Telltale Series tiene en esa marca de identidad su principal virtud, de cara a los fans de este estilo de juego, o su principal rémora, si el jugador en cuestión no comulga con unos postulados que, al igual que el motor gráfico del que hace gala el juego, llevan estancados desde hace un lustro sin apenas variaciones.

batman-the-telltale-series-ps3-download-www-fullfreepcgame-com-2

Los puntos fuertes del juego son, sin duda, la excelente ambientación y revisión de ciertos personajes que, seguro, sorprenderán a más de uno. La recreación de los diferentes ambientes de Gotham es acertada, como la mansión Wayne, la Batcueva o escenarios tan representativos como el callejón donde Martha y Thomas Wayne conocieron su trágico destino. En todo momento sentimos que formamos parte de ese universo, con el particular toque cell-shading que camufla las limitaciones técnicas de un motor en el que, insisto, yo creo que ya va siendo hora de que alguien meta más músculo si no quiere quedarse anclado en tiempos pretéritos.

Al diseño solvente de los personajes, donde brillan por encima de todos Batman y Catwoman como absolutos protagonistas de la función, se le une un buen papel de los actores por dotar a unos personajes de algo más de vida de la que les aporta el fallido guión. Por otra parte, el ritmo ágil y dinámico de los episodios hacen que estos pasen siempre con un cierto regusto satisfactorio: hay una estructura muy clara en todos ellos, como ya ocurría en otros juegos clásicos de la compañía, con prólogo, nudo y desenlace climático con sorpresa o revelación final, muy apropiados para lanzarse a ese final tan de serie que reza: “Próximamente, en…”.

landscape-1470145691-batman-bruce-selina-rooftop

Los problemas del juego llegan no tanto desde un apartado visual correcto y sin alardes, una banda sonora algo anodina que solo brilla en el tema principal (y plagia descaradamente acordes de bandas sonoras francamente mejores: los fans de El Señor de los Anillos sabrán a qué me refiero), sino con una historia que tiene pies de barro y una absoluta incapacidad para estar a la altura de lo que sí se esperaba de una compañía famosa por sus dotes para la narrativa.

No hace falta darle demasiado tiempo al juego para empezar a encontrar detalles de un argumento forzado a más no poder, como las conveniencias de un guión que exige (atención, SPOILERS), que Wayne sea amigo de la infancia de Cobleppot, que su amistad con Harvey Dent llegue a una especie de extraña hermandad, que tengamos que aceptar una confusa historia de los Wayne y la mafia o un triángulo amoroso más que atropellado con Dent y una Catwoman (gatubela, según la lamentable traducción al español), que poco menos que pasaba por ahí para quitarse el escote a tiempo.

Para una persona que, sin ser fan absoluta de los cómics, sí tiene ya unos años de experiencia en el universo de Gotham, todas estas barbaridades de guión me han sacado permanentemente del juego. Cada patada argumental al canon me hacía revolver en el asiento, y conste que siempre he sido partidario de que cada nuevo artista, director o programador aporten la visión que crean más conveniente del caballero oscuro, pero siempre y cuando no se llegue a las barrabasadas de aquí: al margen del maltrato tan lamentable que sufren personajes clave como Gordon o Alfred, todo lo ya señalado o la tristísima decisión de convertir a Thomas Wayne en un bastardo manipulador o a Vivky Vale en la antagonista de la función hacen del todo irrespirable el ambiente de un juego cuyo guión canta opereta de la mala de principio a fin.

batman-the-telltale-series-episode-2-download

 

Esto es especialmente grave en un título como este, donde precisamente porque aquí no controlamos a personajes secundarios de este universo, como sí le pasan a los juegos del universo zombi o del universo de George RR Martin, las costuras del guión quedan mucho más expuestas. A fin de cuentas, los otros juegos están destinados a ampliar un universo riquísimo y lleno de posibilidades, mientras que aquí se lo juegan a cara o cruz con toda una artillería a la que parece evidente que nadie ha sabido en el equipo de desarrollo sacar el debido partido.

El peor de todos, por si quedaban dudas, es un Wayne que naufraga estrepitosamente como personaje, al que jamás vemos como el dandy seductor que debería y sí como a un crío inmaduro (que de joven no tiene nada, por si ya iban a sacar los cuchillos de la verosimilitud de la edad), quejica e incapaz de anticiparse jamás, ni por asomo, a un malvado plan al que se ve venir desde Murcia.

49003873-cached

A esto se suma otro detalle, como es el hecho que las secuencias de acción escamotean toda la magia de convertirse en el hombre murciélago que la saga Arkham nos ha venido proporcionando desde hace tanto tiempo: por más que Telltale se esfuerce en dotar a estas escenas de dinamismo, francamente se terminan haciendo repetitivas y, quizá, demasiado sencillas para los más avezados en estas lides. Únicamente las secuencias de investigación dan algo más de juego, pero son tan breves y tan escasas que saben a muy poco, lo que termina por redondear esa sensación de permanente decepción de principio a fin. Hay pocos, muy pocos momentos donde Batman: The Telltale Series, esté a la altura de su más que jugosa licencia.

Evidentemente, la sombra de Rocksteady es alargada, y del mismo modo que en cine, y pese a sus innegables virtudes, al Batman de Zack Snyder le está costando Dios y ayuda ganarse el favor de los fans después de haber tocado el cielo de la mano de Christopher Nolan, a este Batman digital parece que todavía le espera un futuro aún más negro, porque sencillamente venimos de tres juegos fabulosos que recogen la esencia de un personaje y unos villanos con historias muy, muy superiores a la que nos cuentan aquí. Ojalá el asunto remonte el vuelo en los dos últimos episodios, aunque mucho me temo que el mayor daño ya está hecho y va a ser complejo salir de este embrollo. Veremos.

batman-the-telltale-series-episode-2-release-date-announced_mfkd

Hasta 2009, El personaje de Batman tuvo una suerte realmente dispar en el mundo de los videojuegos, con solo algún que otro título digno de mención. Aquel año vio el nacimiento de la gloriosa saga Arkham con la primera entrega, Asylum, que cambió literalmente las reglas del juego en lo que a adaptaciones del hombre murciélago se refiere: combates apasionantes, una trama fiel a más no poder al espíritu de los cómics, un respeto reverencial y enfermizo por los detalles... Por ello, que tras la obra maestra que fue Arkham City y la, quizá, menos inspirada última entrega de la trilogía, Arkham Knight, se anunciara que la franquicia pasaba a manos de Telltale para una de sus aventuras nos dejó, cuando menos, sorprendidos. En principio, parece que el estilo inconfundible de Telltale para sus aventuras gráficas con toma de decisiones podría adaptarse a un universo donde la exploración detectivesca suele dejarse bastante más de lado que la acción pura y dura. Asimismo, toda la trama de relaciones de personajes podría dar nuevos giros con el sistema conversacional que tan buenos resultados ha dado hasta ahora en títulos clásicos de la compañía, como The Walking Dead o Game of Thrones... y sin embargo, mucho me temo que en este caso no ha sido así. Al menos por lo que dejan ver los tres primeros episodios (de un total de cinco, con dos todavía por publicarse), este Batman es un pájaro de corto alcance. La trama nos pone en la piel de un Bruce Wayne alternativo (todo en esta particular revisión del universo de Batman lo es, en cierto modo), que lucha por entender el legado de su familia, comprender los motivos de su muerte y arreglárselas para seguir ejerciendo de caballero oscuro en sus ratos libres. Como es habitual en los juegos del modelo Telltale, hay un poco de todo: quick-time events para las escenas de acción, decisiones con temporizador para ir configurando el carácter de nuestro protagonista (en una escala de tres grados entre arrogante, aguerrido y precavido), y sobre todo, muchas, muchas cinemáticas que hacen avanzar una trama convulsa, atropellada y llena de decisiones bastante cuestionables sobre las que luego volveré. Centrándonos en el apartado jugable, no creo que a estas alturas del partido sorprendamos a nadie diciendo que los que conozcan el estilo Telltale van a encontrar exactamente lo que cabía esperar de ellos. Para bien o para mal, Batman: The Telltale Series tiene en esa marca de identidad su principal virtud, de cara a los fans de este estilo de juego, o su principal rémora, si el jugador en cuestión no comulga con unos postulados que, al igual que el motor gráfico del que hace gala el juego, llevan estancados desde hace un lustro sin apenas variaciones. Los puntos fuertes del juego son, sin duda, la excelente ambientación y revisión de ciertos personajes que, seguro, sorprenderán a más de uno. La recreación de los diferentes ambientes de Gotham es acertada, como la mansión Wayne, la Batcueva o…
Gráficos - 35%
Banda Sonora - 46%
Sonido - 62%
Mecánicas / Jugabilidad - 45%
Argumento - 20%
Duración - 70%
Originalidad - 25%

43%

Decepcionante incursión en el universo del hombre murciélago por parte de Telltale, que sigue arrastrando lo peor de su ya predecible fórmula (apartado técnico desfasado, escasa participación del jugador en una enorme cinemática mal disimulada, etc.), pero que además falla estrepitosamente donde otros títulos de la compañía sí acertaban: la historia y la narrativa. Nada tiene demasiado sentido aquí, en tres episodios llenos de despropósitos que, salvo que el desenlace diga lo contrario, han dado demasiado lejos de la diana como para tenerlos en cuenta.

User Rating: Be the first one !
43